1. Link Senna
El nombre de este cronógrafo no deja dudas: rinde homenaje al piloto brasileño Ayrton Senna y conmemora sus tres títulos mundiales: 1988, 1990 y 1991. Tag Heuer presenta en este liviano modelo de acero satinado una verdadera pieza de colección para los amantes de la Formula Uno y en especial para los seguidores de la escudería McLaren.
US$2.667

2. Mónaco
Steve McQueen se hizo célebre actuando, pero también golpeándose: no le gustaban los dobles, era amigo de poner la cara y los huesos en cada escena. Sabía lo que era alcanzar las 6.000 rpm y no le era ajena la sensación de adelantar a otro carro a más de 200 millas por hora. En 1970 protagonizó Le Mans, una película que en su momento tuvo aire de fracaso, pero que hoy es considerada como la mejor cinta de automovilismo made in Hollywood.
Allí hay una escena en la que McQueen se prepara en pits para la competencia más importante de la tarde. Cuando está por ponerse su casco, la cámara hace un leve acercamiento a las manos del actor, movimiento que de manera inconsciente revela el llamativo reloj que usa McQueen: el cronógrafo Mónaco. Sin proponérselo, los realizadores del filme dieron origen a un mito, un mito de acero satinado, cuerpo delgado y correas en cuero de cocodrilo. El Mónaco fue lanzado en 1969 y es considerado como el primer cronógrafo automático de la historia.
US$3.232

3. Carrera
Su nombre proviene de la célebre prueba automovilística Carrera Panamericana y es uno de los modelos emblemáticos de la marca. Su diseño revive el espíritu y la elegancia de las inolvidables carreras de los años sesenta.
US$2.750


4. Targa Florio
Este es el vibrante recuerdo de Juan Manuel Fangio, quien lo usó en la prueba siciliana Targa Florio, entre 1953 y 1955. Fangio, cinco veces campeón del mundo de la Fórmula Uno, era amigo de la velocidad, pero también de la precisión. Siempre había un reloj en su muñeca. Un señor reloj.
US$2.910

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.