No todos los relojes dan la hora. Algunos van más allá de señalar el tiempo en punto. Casi que se convierten en máquinas que suministran datos vitales al momento de practicar un ejercicio o participar en un deporte. Miden desde el ritmo cardiaco, la cantidad de calorías que se queman por actividad, controlan el peso, informan el nivel de profundidad cuando se está bajo el agua… Más que relojes, se convierten —casi— en los asistentes de corredores o nadadores. Dos de estas piezas son el monitor cardiaco de Polar y el Cayman Watch de Nike.

POLAR
No importa cuáles sean sus motivos para hacer ejercicio, le será mucho más fácil si está al tanto de su ritmo cardiaco. Es la forma más rápida y más precisa de observar la respuesta de su cuerpo al ejercicio. Este reloj le dice cuánta energía consume de acuerdo con su peso, sexo, edad. Con cuerpo de titanio, alarma y cronómetro, lo único que le falta son los gritos de entrenador que le pide más rendimiento.
US$220

CAYMAN WATCH
Con un diseño ergonómico — más conocido como forma de ‘S’— que le permite ajustarse de manera más cómoda a la muñeca, y resistente hasta 200 metros bajo el agua, el Cayman de Nike es el reloj indicado para los buceadores de la nueva generación. Análogo, permite girar el anillo del panel horario en contra de las manecillas del reloj, para así llevar un control del tiempo de inmersión. Correa de poliuretano y cristal mineral — ligero y muy resistente a impactos y rayones— son las características de este reloj que hasta en el baño de su casa puede ponerlo a funcionar.
US$110

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.