DETRAS DE CÁMARAS
Cada una de las imágenes en las que usted detuvo el tiempo para imaginar cómo sería estar junto a Jenny, Angela o María Fernanda —capturadas en medio de un mundo ardiente de vida, color, brisa y, ¡uffff!, un calor infernal—, tienen toda una historia tras de sí. El resultado que acaba de ver fue sólo la puesta en escena de una expedición fotográfica con la que estuvimos soñando durante muchas semanas. La idea última era lograr que al observar las fotos de la revista de Aniversario: a) los hombres se estremecieran presas de intensos retorcijones en el instinto y la imaginación, y b) que las mujeres transgresoras de este material prohibido (Recuerden: SoHo es sólo para hombres) convulsionaran víctimas de la envidia.

Escogimos como locación la región más septentrional de Suramérica, la Alta Guajira colombiana: una extensa península adornada por un mar repleto de azul, rica en minerales y cubierta con interminables desiertos, pequeñas serranías, y abundantes zonas con manglares y cardonales. Fueron tres días de aventura en los que las tres modelos que invitamos —al igual que el equipo de SoHo y un par de afortunados que lograron colarse en la travesía— cumplieron el propósito de lograr las mejores imágenes, es decir, aquellas capaces de perdurar por mucho tiempo en la memoria.

AGRADECIMIENTOS
En el momento en que decidimos metérsela toda al segundo aniversario SoHo, sabíamos que muchas personas querrían apoyar una empresa de este calibre. Las razones eran todas: pegarse a la caravana de tres modelos en plena Guajira no es algo que ocurra todos los días. Sin embargo, como siempre ocurre en las fiestas donde se bota la casa por la ventana, muchos fueron los interesados pero pocos los invitados. Durante una semana, trabajamos con los ojos puestos en un solo objetivo: sacarla del estadio con los tres mejores ‘símbolos sexuales’ del momento. Y esto, desde luego, no hubiera sido posible sin…

Departamento de Relaciones Públicas de Intercor (Cerrejón–zona norte) por…
Facilitarnos toda la infraestructura del Cerrejón para que nos sirviera como centro de operaciones y oasis de reposo en medio del desierto guajiro. Si el progreso sirve para que de paso podamos ver buenas hembras, entonces ¡adelante con el progreso! Siempre tendremos mujeres SoHo para hacer de la economía un asunto mucho más agradable.

Renault Clio por…
Las gorras y las camisetas que nos sirvieron para —básica y fundamentalmente— no morirnos de insolación. Si usted es de los que piensa que cinco días en plena Guajira, con el sol clavado en la cabeza, es soportable, ¡no sabe lo que está diciendo! Renault Clio supo entenderlo y por eso pudimos ponernos ‘de gorra’ hasta los días más ardientes.

Onda de mar (vestidos de baño) por…
El vestuario de su colección 2001 que sirvió para que gozáramos con los cuerpos de las modelos de todas las maneras posibles. Sin cada uno de los vestidos de baño usados durante las sesiones es probable que las modelos se hubieran negado a aparecer en ‘pochecas’.

Jenny López, Ángela García y María Fernanda Yepes porque…
No siempre se encuentran tres mujeres, con buen ánimo y buena energía, dispuestas a soportar tres horas en campero por carreteras destapadas o jornadas de trabajo de cuatro de la mañana a nueve de la noche, y todo con la misión de aparecer como unas verdaderas ‘hembras’ en una revista. Se necesita mucha ‘buena nota’ y ellas siempre la tuvieron.

Al clima porque…
Ningún grande nubarrón se hizo en el cielo, así sudáramos la gota fría.,

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.