Las meninas, de Velázquez, en el Museo del Prado, Madrid, España. La soltura, la maestría en el manejo del pincel, la jugosidad, la atmósfera y la poesía de esta obra la hacen incomparable.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.