Fue el infierno para muchos hombres cuando la isla se adecuó como cárcel muy al estilo de Alcatraz. Hoy, todo es distinto. Gorgona es uno de los lugares preferidos por los buceadores de todo el mundo y, lo mejor, es uno de los pocos sitios privilegiados de este planeta donde se pueden avistar ballenas en el segundo semestre del año. Un tesoro en pleno Océano Pacífico.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.