En al menos tres de sus libros de cuentos, Roberto Fontanarrosa nos regaló las sesudas impresiones del reservado pensador Ernesto Esteban Etchenique, alumno avezado de Nietzche y Cioran en el difícil arte de los aforismos, frases breves que resumen en pocas palabras la sabiduría de quien, como Etchenique, se dedicó toda su vida a observar y a conmoverse con el mundo y sus circunstancias. Sólo eso explica la lucidez expresada en frases tan conmovedoras y hondas como "Piensa un minuto y serás justo. Piensa una hora y se te hará tarde"; "Judas no quiso traicionar, debía irse temprano"; "Mañana es el ayer de pasado mañana" o "Me descalcé en la oscuridad. Y pisé algo".

Ninguna fotografía o retrato se conocía de E. E. E. hasta hoy. El presente registro data de 1994, año en que Fontanarrosa visitó la Feria del Libro de Bogotá. Allí se vio obligado a ceder ante la insistencia de un fanático latoso que quería, sobre todas las cosas, conocer el rostro del misterioso filósofo de la frase breve. Seguramente no existe en el mundo otro dibujo de este personaje, ya que el rosarino jamás lo contempló en sus caricaturas.

Por eso, presentamos en exclusiva este retrato de Ernesto Esteban Etchenique, hombre cuya mirada contemplativa y visión del género humano sólo puede ser resumida con otro de sus aforismos: "No soy dueño de la verdad. Sólo la alquilo".

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.