A Ellen Riegner de Casas la vida se le escapó pensando en cómo ayudar a que otras mujeres no estuvieran solas ni desamparadas a la hora de afrontar esa prueba infame que es el cáncer. Diez meses después de su muerte, su familia y sus amigos decidieron ponerle cuerpo a la idea y crearon el Fondo Ellen Riegner de Casas, cuya única finalidad es reunir dineros que irán directamente a ayudar a mujeres enfermas de escasos recursos.

Un grupo de artistas, muchos de ellos noveles creadores, aceptaron la invitación de contribuir con sus trabajos para que el producido de su venta financie la primera etapa de la generosa tarea emprendida por el Fondo. SoHo ha querido invitar a estos jóvenes a exponer su donación en las páginas de la revista, con la idea de animar a más y más de ellos para que tomen parte en la empresa.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.