Tiempo de volver
Definición: comedia de iniciación que consigue escapar del cinismo.
La historia: el adormecido Andrew Largeman (Zach Braff), aspirante a actor que trabaja como mesero y se pasa todo el día anestesiado por culpa de los calmantes que toma, viaja de Los Ángeles a Nueva Jersey para asistir al funeral de su madre. No, no está dispuesto a resolver la extraña relación que tiene con su padre (Ian Holm), a recuperar la amistad del decadente Mark (Peter Sarsgaard) o a enamorarse de una mujer que no parece controlar del todo sus emociones (Natalie Portman): sólo quiere que todo se acabe muy pronto.
Qué es: una obra con un inesperado sentido del humor, la ópera prima autobiográfica del actor Zach Braff, que nos vuelve a probar que el mejor cine estadounidense es el cine independiente.
Zoom a: la buena actuación, a la Diane Keaton en Annie Hall, de la renovada Natalie Portman.
Es cierto: Braff le envió el guión a los actores con copia de las canciones que irían en las escenas determinantes: eligió para el clímax del relato una canción de Paul Simon, The Only Living Boy In New York, como homenaje al trabajo del músico norteamericano en El graduado.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.