Descendiente directo de Herman Melville, amante de Los Simpsons y lector asiduo de Gabo, Moby es una mezcla explosiva e inexplicable. Un punk vegetariano. Un tipo joven, talentoso y calvo, que además de parecerse a Barthez (arquero de la Selección de Francia) y hacer buena música logra decir lo que piensa sin llegar a ser pesado.

De la misma manera que un viejo track de blues se funde magistralmente con un sampleado en una de sus canciones, Moby (1965, Nueva York) se las ha arreglado para combinar en su vida cosas tan diferentes como el Jet-Set y la espiritualidad, como el diseño gráfico y la militancia política.

¿Quién es Moby? Treinta preguntas para conocer al nuevo fenómeno de la música electrónica en el mundo.

Rewind
¿De dónde viene su nombre?
Mis padres insisten en que se debe a una descendencia directa del autor de Moby Dick. Yo creo que era más corto y cómodo que Richard. Como muchas otras cosas en mi vida la verdad es más simple de lo previsto
.
¿Como en qué?
Como mi nacimiento en Harlem. Si bien nací allí, fue dentro del Hospital Presbiteriano de la Universidad de Columbia.
Pero creció en Nueva York…
Sí, pero lo hice en los suburbios.
Lo que quiere decir que…
Nada. Que sin mucho qué hacer, una vez nos aburrimos de robar dulces o tirar huevos, optamos por formar bandas y diseñar portadas para discos inexistentes para pasar el tiempo. Allí surgieron cosas tan distintas como The Vatican Commandos –punk– o Awol –new wave ochentero–.
¿Y la religión?
Empezó a creer cuando estaba muy joven, ¿eso también era una forma de pasar el tiempo?
La verdad es que la religión llegó a mi vida de la mano de la masturbación. Tenía 12 ó 13 años y buscaba un contrapeso para la culpa que traía dentro por ser un adolescente lleno de hormonas.
Entonces no es cristiano.
Creo en Cristo, pero no diría que soy un cristiano.
¿Qué es entonces?
Podría decirse que soy un vegano.
¿Un vegano?
Un vegano es una persona que ha decidido no comer usar o utilizar productos animales.
¿Cómo describiría entonces sus creencias?
No como carne, amo a Cristo y vivo por la música. Eso es todo.
¿Desde cuándo vive por la música?
Si bien cuando tenía 4 años no me bajé del carro hasta que Pure Mary de Credence Water Revival dejó de sonar en la radio, todo tardó 14 años más. Cuando cumplí 18 decidí irme como solista. Había comprado mi primer sistema de grabación –uno de de cuatro canales– y entendí que en lugar de estar esperando a que otras personas estuvieran presentes para hacer música yo podía hacerla sin ellos. Podía componer a las 6 a.m. o a las 6 p.m., a las 3 de la mañana o a la medianoche, entonces cambió mi vida.
¿Qué vino de esa soledad músical?
Todos los álbumes de Moby provienen de ella.
Aparte de Play, ¿cómo le fue a esos álbumes?
Eso depende. Hubo éxitos sueltos como Go –top 10 británico– y otras cosas que como Animal Rights no fueron bien recibidas.
¿En algún momento se ha sentido incomprendido?
No lo sé. En realidad creo que para ser un músico que no encaja en alguna categoría he contado con mucha suerte. Tal vez me equivoque, pero siento que la gente me comprende bastante bien. Así saque un disco y todos lo odien, pienso que es mejor que no poder hacer discos. Prefiero ser relativamente incomprendido y hacer discos que ser completamente comprendido y no poder grabar.
¿Qué es lo que no permite que Moby encaje dentro de alguna categoría?
Tal vez mis gustos personales. No siento que vaya en contra de la moda contemporánea de la música.Lo que pasa es que como todo me gusta y yo trato de incorporar en mi trabajo lo que me gusta. Esa mezcla de todos no me deja encajar en alguna corriente.

Play
Cerca del apartamento de Moby en Nueva York hay un área de juegos. Nada suntuoso; dos columpios, un rodadero, un rectángulo de concreto donde los niños juegan ‘rebota uno’ y una pared. En la mitad de esa pared una sola palabra: Play. Tal vez nada, pero posiblemente un comando o un requerimiento. Una palabra que evoca la idea de infancia, de dejarse llevar. Cuatro letras con connotaciones de libertad y espacio. Una invitación a tocar e incluso una insinuación sexual. Algo ingenuo y conciente, inocente y salvaje. En últimas un éxito que ha vendido más de siete millones de copias.

¿Por qué Play?
Porqué además de la historia del parque recibo publicidad gratuita de todos los reproductores de audio del mundo.

Describa Play
Es algo down tempo, ecléctico, emocional y con muchas influencias. Sé que es aburrido, pero es la única manera que se me ocurre.

¿Qué influencias hay en Play?
Lo que me influencia a la hora de hacer un disco es todo aquello que me permita lograr un cuerpo musical que me afecte de manera profunda cada vez que lo oiga. Obviamente algunas de las influencias en Play son clásicos del blues y del hip hop algo de música clásica y también música dance. Mi influencia más grande es escuchar la radio en Nueva York.
Sin embargo, la mayoría de los colaboradores de Play ya no salen en la radio de Nueva York.
Depende de la estación que oigas. No, mentiras, sé que te referías a que la mayoría de los artistas talentosos que ayudaron en Play murieron ya.

¿Eso influyó a la hora de escogerlos?
Creo que sí. Aunque me encanta trabajar con otros artistas muchas veces me parece que detrás de las colaboraciones hay una jugada de mercadeo y no un interés músical. Estos artistas no tenían ese problema. Algunas eran cantadas por gente muy famosa como Bessie Smith pero otras como Why Does my Heart Feel so Bad simplemente son hechas por miembros de un coro gospel.

¿Cómo encontró las grabaciones originales de los cortes empleados en Play?
Me encantaría tener una historia interesante. Poder decir que las encontré buscando entre viejas tiendas de discos en el sur o asistiendo a misa en una iglesia gospel. Sin embargo, la verdad es que las encontré en la sección de A Cappela de una tienda cerca a casa.

¿Qué es lo que más le gusta de Play?
Sé que es un viejo cliché pero pienso que como un padre con sus hijos, yo no tengo derecho a escoger una canción sobre las otras. Es como si alguien me pidiera escoger mi Simpson favorito. ¡Eso es imposible!

¿Cuál de Los Simpsons se parece a Moby?
Ja ja ja…Mis amigos dirán que me parezco al Sr. Burns por lo calvo, pero entonces Homero también es calvo. En realidad depende de la hora del día: a veces soy como Lisa y a veces como Apu. Hay días en que soy Homero y otros en que soy Bart.

¿Qué sabe de Latinoamérica?
Muchas cosas, me encantan Borges y García Márquez.

¿Vendría a tocar a Colombia?
Me encantaría. De Suramérica sólo he ido a Brasil.
Sin embargo, el resto del mundo lo conoce bastante bien. De acuerdo con su experiencia ¿Cuál diría que es su ciudad favorita para tocar?
En realidad no tengo nada favorito. No tengo un restaurante favorito, una estación favorita y ni siquiera un tipo favorito de música. No me gustan las toronjas más que el spaghetti, sólo me gustan de maneras distintas… por eso soy tan mal sujeto de entrevistas. Paso.

Y si la pregunta fuera: ¿qué prefiere entre Los Simpsons y García Márquez?
Tendría que decir que ninguno de los dos. Sé que es una respuesta irritante pero ambos me gustan de maneras distintas. Es lo mismo de la ciudad favorita para tocar, sólo me gusta tocar y ya.

¿Qué es lo más emocionante de tocar en vivo?
La licencia de expresarme de formas que en otro contexto serían ilegales. Si alguien salta y grita en la mitad de la calle lo arrestan, si lo hace en el escenario lo apauden…ese mi amigo, es el secreto.

¿Qué es lo más extraño que le ha pasado estando de gira?
No hace mucho estaba tocando en N.Y. y cuando volteé a mirar, Gwyneth Paltrow y Madonna estaban bailando a un lado del escenario. Otra vez, estaba tocando en Lawrence Kansas en un rave de Halloween y una chica me tomó de los pantalones y me mordió el pene. Suena interesante pero fue dolorosoo.

Forward
¿Qué canción tocaría en el nacimiento de su hijo?
A no ser que sepas algo que yo no sé no hay la menor posibilidad de que eso pase por ahora. Igual creo que dependería mucho de la madre.

¿Y en su entierro?

Pediría una mía: God Moving Over the Phase of the Water,o tal vez una de J.S. Bach: Jesus Joy of Man Desiring.

Stop

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.