"Dios es amor y vida. Dios siempre ha custodiado de mí, de la organización de Pablo Escobar, que éramos más de 2.000 asesinos; hoy quedamos el 'Arete' y yo. Yo jugué a ser Dios, matando sin un juicio. Hoy, después de 17 años tras las rejas he descubierto que solo hay un Dios, infinito y no mortal".

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.