ACLARACIÓN: En la revista pasada nuestra modelo apareció vestida de enfermera y portando en su uniforme el icono que identifica a la Cruz Roja a nivel mundial. Debemos aclarar que en ningún momento fue nuestra intención apro-piarnos o vulnerar la insignia de esa importante entidad, que siempre se ha caracterizado por ayudar a quienes más lo necesitan. Pedimos disculpas por este involuntario error.

Amante plástico
En su seccion ‘Sexo’ de la revista pasada encontré un artículo muy interesante y lúdico que hablaba sobre las muñecas Real Dolls, lo cual cambió mi vida, porque encontré a la mujer de mis sueños. Siempre se dijo que mujer que no joda era hombre, que no existía ninguna mujer que no se molestara si no le decían palabras bonitas después de tener sexo... En fin, tantas cosas se han dicho, que me llevaron a pensar hasta en cambiar de sexo. Pero gracias a su artículo pude encontrar a la mujer de mi vida: no es perfecta pero se acerca a lo que siempre soñé. Desde hoy voy a ahorrar para comprar mi Real Doll y entregarme al delicioso placer de la lujuria sin tener que prometer amor eterno o tener miedo de contraer una enfermedad.
Javier Hernández

Querida SoHo
Anoche, despues de nueve intentos, ¡nueve meses!, nuevamente te tuve entre mis manos. No sabes la angustia que me causa saber que ya estás en la calle y yo sin los siete mil quinientos para verte sin hojearte. Te vi desde la buseta en el puesto de revistas que está cerca a mi universidad y tiré a matar… el man del quiosco todavía no sabe qué pasó. Esta tarde me lo comentó, yo lo único que atiné a decirle es que trate de dar menos papaya… ¿no les parece?
Los felicito, en serio, no me pierdo ninguna SoHo, y sin comprarla. Sigan así. Los artículos son frescos, claros y directos, la diagramación es impactante y con las fotos se sobran.
Francisco Acosta

Bon apetit
Excelentes, completas, concisas y muy atractivas las presentaciones de los diferentes restaurantes que aparecen en su revista, y sobre todo, con precios que están al alcance de todos… bueno, “no para todos” pero sí para el promedio que nos gusta disfrutar de los placeres de los sentidos sin que nos salga muy duro el varillazo... Una sugerencia: salgan de vez en cuando de Bogotá, ¿sí?
Haroldo


Rescate suicida
Soy fiel lector de su maravillosa revista y por cosas del destino cayó en manos de unas amigas que, después de devorar su contenido —en lo referente a sexo—, me impusieron mil y un trabas para volver a verla. Siendo yo un gran estratega forjado en el calor de Age of Empires y Sogun Total War puse mis condiciones de guerra y por fin cuento con la presencia de mi añorada revista a mi lado después de rescatarla de un grupo de secuestradoras. Por eso, como SoHo no hay dos.
Don Juan de Marco

¿Hora de legalizar?
El artículo sobre las drogas que publicaron en la edición anterior destaca un tema importante de la sociedad actual. Me interesaría agregar el comentario de que siendo realistas estamos en un mundo en donde las drogas se están poniendo de moda, precisamente por la posición de los gobiernos de consideralas ilícitas. No se necesita una observación muy delicada para darse cuenta de que todos los medios de comunicación y productos enfocados a los jóvenes en Estados Unidos, se están aprovechando del tema para ganar popularidad al mismo tiempo que hacen una discreta apología de su consumo. Para la muestra el reciente éxito de filmes como Blow, Traffic y yendo algunos años atrás Trainsppoting.
Jason Torres

El consumo de drogas, “bareta y éxtasis” en la universidad es extremadamente alta. No hay día o fiesta en la que no se rote un tabaco. Porque sea ilegal no significa que vaya a dejar de ser así. Estoy seguro —después de leer este artículo— que les van a empezar a amargar la vida, pero sigan metiéndose en puntos calientes de los que todo el mundo sabe, pero que nadie es capaz de discutirlos.
Alberto Arias

Se debe legalizar su producción y su consumo pues es injusto que muchos de nuestros soldados sigan arriesgando sus vidas y muriendo inútilmente destruyendo cultivos y laboratorios, mientras que en las grandes ciudades se hartan de droga por voluntad propia, sin siquiera darse cuenta del sacrificio que otros realizan anónimamente.
Abraham

El artículo no diferencia qué clases de droga se deberían legalizar. Es importante diferenciar que no es lo mismo pegarse un porro que meterse un trip (ácido). Las diferencias son claras. Considero que la legalización de las drogas blandas es una necesidad. Sin embargo, la decisión no se puede tomar de forma individual, quiero decir, no es lo mismo que Colombia opte por legalizar la droga sin contar con la opinión de la comunidad internacional. La decisión se debe tomar en conjunto. Ahora bien, el problema de las otras drogas no es nuevo. La gente se escandaliza de los afters y de los raves considerando a la gente que va a ello como una basura. Las cosas no son así. Si alguien tiene la oportunidad de ir a un after se dará cuenta que la gente vive tranquila: cero problemas, cero violencia, simplemente paz donde a nadie le interesa quién está a su lado sino simplemente quiere estar bien.
Fernando Cortés

¡Me declaro enfermo!
Cada vez que sale un nueva SoHo la portada es tema incapable en la oficina. Al comienzo no me pareció extraño que todos mis compañeros se hubiesen pasado almuerzos enteros hablando de la enfermera de su última edición. Sin embargo cuando un lunes llegué temprano y vi la copia de mi jefe sobre su escritorio casi termino enfermo: ¡Qué niña! Además del ataque que me dio ese lunes con la edición de mi jefe, si esas son las enfermeras que me van a atender cuando me enferme pues entonces me declaro deshauciado a partir de hoy.
Miguel Villa

SoHo para el guayabo
Aunque son buenas, todas las recetas anti-guayabo de su última edición —desde la Barbie-refajo hasta la Transpotting— palidecen ante la efectividad de las fotos de su revista. Esa enfermera y la otra niña morena son la mejor cura para cualquier guayabo.
Alejandro Gómez

Queremos más
Aunque acá en Miami hay muchas mujeres lindas, igual pocas como las colombianas. Por eso ante la imposibilidad de conseguir una SoHo en papel soy un ferviente y asiduo visitante de su página web. Lo que pasa es que, al igual que con los libros, no es lo mismo ver esas mujeres a través de la pantalla. No sean malos y láncela en Miami que aquí hay millones de nosotros y queremos ¡más!
Juan García

La cuerda floja
La línea que divide lo vulgar de lo socialmente permitido es delgada, es difícil de recorrer y es definida como la verdadera elegancia. Ustedes son los mejores malabaristas de esta difícil cuerda floja. Justo al borde, justo antes de la total desnudez, justo antes de lo barato y justo después de lo cotidiano, la justa elegancia con su última portada. Una enfermera justo como me la recomendó el médico. Claudia Pérez, qué mujer, qué fotos, señores, gracias, qué elegancia.
Antonio Amaya

Vacuna contra el aburrimiento
Dado que los asados familiares son hartísimos, lo primero que hice el sábado pasado cuando nos invitaron a la casa del esposo de mi hermana fue hacer mala cara. ¿Cómo habría yo de saber que él iba a tener la última edición de SoHo pagando sobre la mesa de noche? Además de un ataque repentino de cleptomanía –lo siento por mi cuñado- su última revista y esa espectacular enfermera fueron la vacuna perfecta contra el aburrimiento.
Pablo Alejandro Robles,

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.