Este artículo de César Mauricio Velásquez es solo un pequeño reflejo de la mentalidad cerrada y perversa que tienen la mayoría de personas de esa secta del Opus Dei. ¿Cómo así que no hay contenido? Como no es lector de SoHo tal vez nunca leyó la espléndida crónica de Alberto Salcedo sobre Pambelé a final del año pasado. Como nunca ven más allá de sus narices, nunca pueden deleitarse con artículos como ese, con notas curiosas y con temas que en el mundo de la doble moral de este país nunca se tratan. Gracias, SoHo, por dejar escribir a este tipo, para que así todos se den cuenta de la clase de sujeto que es. Abre tu mente, César. Deja que el periodismo salga de esa burbuja que intentan mostrar en esa facultad.
Otto Lidenbrock, Bogotá

El sastre de Jorge Barón
Absolutamente genial. Artículo magistral de carácter casi épico. Toda una revelación de aquel hombre que forjó nuestro universo televisivo a punta de chabacanería. Gloria y vida eterna a Barón...el gran barón, que Dios nos lo guarde.
Felipe Lee, Madrid
El consumismo de SoHo
Absolutamente cierto. SoHo solo muestra el jet-set de quinta, la farándula criolla que distrae a Colombia, un país arruinado social y económicamente, con un altísimo porcentaje de pobres, más otro de ricos-pobres, aparentones, mediocres e insensatos, inconscientes de la realidad, dopados por la gracia de una "niña bien" que demuestra que es capaz de hacer lo que sea por dinero.
Jorge Pérez, Bogotá

La pasión, de arte a un agravio, ¿de quién es la razón?
Definitivamente, en el país siguen existiendo personas absolutamente alejadas de la realidad, que viven en un castillo de cristal, donde no los tocan los curas y obispos pederastas, los veinte millones de colombianos en la línea de la miseria, las masacres de los paras, las masacres de la guerrilla, las idioteces de Uribe; pero que sí los tocan y les indignan unas fotos bastante estéticas, por cierto, y que reivindican muchas cosas, entre ellas el papel de la mujer en el cristianismo. En cuanto al artículo, Vallejo lleva repitiendo lo mismo en todos sus libros, y mostrando los eufemismos con los que se maneja nuestra católica sociedad.
Belisario Moreno, Tunja

Mi querido Sergio: comparto totalmente el escrito realizado, en el cual dejas muy en claro que este tipo de ofensas hacia la religiosidad no pueden pasar por alto. Es necesario que voces como la tuya expresen lo que otras muchas veces por pereza no hacemos. En el escrito muestras que no has olvidado ese estilo frentero que te caracterizó en la universidad. Con sentimientos de apoyo,
Carlos Arturo Monsalve Villalba, Promoción 1993, Bucaramanga

El machismo de SoHo
Estoy plenamente de acuerdo contigo. Como mujer de 18 años que soy, me ha tocado vivir el imperio de la silicona y las tangas en todo su furor y sin compasión. SoHo, a pesar de sus excelentes artículos de opinión y la promoción del "libre pensamiento", en otras de sus páginas contribuye a esta cosificación de la mujer que tanta náusea nos causa a las que nos gusta pensar "un poco más de la cuenta", y que vemos en este supuesto ensalzamiento de las formas femeninas otra forma más de dominar nuestros cuerpos, nuestras mentes y nuestras vidas.
Alejandra Vargas, Santiago de Cali
para el director
Pienso que SoHo nunca quiso ofender a nadie con lo publicado en la edición anterior, lo que pasa es que Colombia es un país de mojigatos, o de doble moral. Debería preocuparse por cosas de mayor trascendencia. ¿Qué pasó en esta edición con Fernando Vallejo? ¿Dónde está su divertida columna?
Jaime Hernán Gutiérrez,
Nueva York

Si la cuestión es abrir un debate, propongo que Alejandrita haga unas tomas similares en una sinagoga y otra leyendo el Corán a ver qué pasa. Que a cambio del Maestro aparezca una ayatollah, o un rabino, a ver qué pasa. Y el escritor este, ¿cómo se llama?, que insulte así a los musulmanes, a ver qué pasa. Abramos más el debate, en esta sociedad pluralista y todo lo que le quieran poner. Y si el irrespeto es parte de la libertad de prensa, irrespetemos a las familias de los dueños de los medios, pero solo para el debate, y que sea una propuesta artística, ¿no les parece? ¿Hasta dónde llega la libertad de prensa? ¿Qué es una propuesta artística? ¿Parte de la libertad de expresión es insultar a otras personas con un lenguaje como el que utiliza el "escritor" en mención? ¡Qué fineza, qué agudeza, qué escritores tan elaborados los que estamos produciendo! ¡Felicitaciones!
Andrés Caicedo, Bogotá
Locos por la moda
Traje de luces
Muy buen artículo, porque aparte de mostrar que las corridas de toros son un espectáculo bárbaro y cruel y que no se diferencia en nada la labor de un torero con la de un matarife, se demuestra también el culto a la idiotez que significa la parafernalia con la que quieren disfrazar ese espectáculo de arte.
Marco Aurelio Ardila Gómez, Bogotá

Moda callejera
Ojalá estas felicitaciones llegaran a la calle, al extinto Cartucho; ojalá que se las llevara por la noche a los autores el periodista nuevo, el más joven. Espero que al menos les hayan dado una revista gratis, que no hayan tenido que raparla de alguna tienda, para que pudieran ver, mostrar y sentir una alegría. Y aunque el mono se vista de seda, mendigo se queda, con las ropas dignas de salir en una revista nos mostraron la profunda riqueza de la simplicidad y el deleite del pensamiento libre, inmejorable. Gracias a ellos, muchas gracias por sus palabras.
Édgar Duarte, Montreal

Lo que nunca me pondría
María Jimena y Arias, flojísimos. Salud, también. D'Artagnan, como inconexo, como si se le hubieran comido párrafos. En cambio el viejo Castaño: ¡mis respetos! Desde el verso del comienzo, la definición de Simón, todo. Tocará decir como los viejitos: ¡Qué tiempos aquellos cuando no se impostaba!
Wilfrido Pitalúa Cañate, Bayunca

Gracias a Dios, D'Artagnan no es hincha de mi Santafecito lindo. Ya el equipo tiene que lidiar con otra clase de hinchas que no le favorecen, algunos desadaptados. Pero no importa, somos los mejores.
Christian Calderón, Villavicencio

La (inco) moda
Muy desocupada estás para escribir un artículo que mucha gente ni leerá por no poder comprar ni el pan. ¿Vas a decir que nunca has comprado en un San Andresito, o en un "agáchese" en la carrera séptima? Si es así, lo lamento, porque no has vivido a la Bogotá urbana, la que el 80% de la población -tenga o no tenga- disfruta. Un saludo desde Suramérica, Colombia, norte de Bogotá, barrio bonito, calle bonita.
Iván Castaño, Bogotá

Solo por que rías
La gente del común está acostumbrada a eso. Al humor común. Les Luthiers maneja un humor ingenioso y elegante, siendo un excelente grupo a nivel musical y humorístico. Si no se conoce algo no se puede hablar de ello. Creo que es un muy buen artículo. Y los demás. Sigan viendo y comentando fotos... que será lo que pueden.
Pablo Granados, Bogotá

Valentina Acosta
Divina, hermosa, absurdamente bella. Parece que a Valentina la hubieran sacado de un cuento de hadas. Sin duda alguna me ha dejado perplejo con estas fotos. Gracias SoHo, ella es la niña que de lejos se ganaba el derecho para ser la portada de la revista en agosto.
Carlos, vía internet

Siguen buscando lo mejor. Es una mujer muy bella en todo el sentido de la palabra. Qué envidia de la buena le tengo a Cabas. Muy linda tu novia. Cuídala: de pronto viene el lobo feroz.
Miguel Ángel Castro Cuello, Bogotá

Flora Martínez
Flora estuvo espectacular en la película. Una trama muy interesante que muestra parte de la realidad de nuestro país. Una excelente actuación que hace que cualquiera llore, ría y disfrute la historia.
Diana Correa, Barranquilla

La madre puta
Estoy de acuerdo con el estimado Alberto por tan magnífico escrito. Para términos ilustrativos sugiero estos datitos: mientras más blancos somos, más hijoputas. Las negritudes actualmente viven en lugares donde la naturaleza a duras penas les deja vivir. La "madre patria" nos pide visa para visitarla y nos tratan de sudacas siendo hijos nosotros en parte de los abuelos míseros de ellos. Los tomates, cítricos, el calendario maya (más exacto que el actual). Ya teníamos computador: El Quipú a base de nudos para almacenar cuentas e historias. Ya teníamos la aleación más perfecta de oro (si no, pregunten en el Museo del Oro, Banco de la República) y un sistema de comercio muy bueno: el trueque, donde ambas partes ganaban.
Iván Castaño, Bogotá

Johanna Rubiano,
La que viste se desviste
Una mujer divina, no tiene competencia. Es para ofrecerle el cielo, la tierra y dejarse arrastrar por ella hacia donde marque su arco de sueños, y más atrás mandarse sin más expectativas que saber que se encontró la felicidad.
Raúl Castro, Barranquilla



Vivir con mis papás
a los 38
Oiga, jefazo, la verdad que se ve muy bien en su vida palaciega y lo felicito de verdad, nada como llevarse bien con la familia. Le pregunto yo a manera de reflexión si los querría igual si ya no hubiera Royal Treatment. Se lo digo porque viví con mis padres hasta pasados los 30 y, ahora, luego de mudarme fuera de mi "Buckingham Personal", el afecto familiar se ha tornado más bonito porque es lo único (y lo más importante) que nos une. Y no la obligación de compartir la mesa porque vivimos bajo el mismo techo.
Andrés Blanco, Caracas

Realmente es maravilloso vivir toda la vida con los padres. Es algo divino solo que este es un conchudo que no paga nada, debería meterse la mano al bolsillo. Flojo. ¿Quién querrá cargar con él?
Rosiris Molino, Toronto, Canadá

Antología de grandes
tarjetas de burdeles
Creo que se trata de hacer un reportaje liviano y agradable pero a veces se pierde el norte del artículo por tratar de hacer un chiste tonto. Si van a hacer un reportaje de burdeles hagan sentir al lector en el burdel, sin comentarios inoficiosos.
Andrés Hernández, Bogotá

Miami. El erizo
El artículo, igual que algunos comentarios, reflejan solo una experiencia parcial y obtusa de lo que es Miami. Es una lástima que contaron con tan mala fortuna cuando visitaron la ciudad del sol, y no pudieron disfrutar de su gran diversidad cultural, incluidos sus fantásticos restaurantes, su cada día más rica vida cultural, su diversidad de estilos arquitectónicos y la pluralidad de sus centralidades como Coconut Grove, Brickell, South Miami o Miami Beach, su impresionante vida nocturna, sus grandes y jugosas oportunidades de empleo profesional. En definitiva, lo único que puedo sacar del artículo es que su anfitrión no la pasa nada bien en esta ciudad. Pero de esos hay en todas las ciudades. Su punto de vista es tan ciego y parcial como el tan mencionado de la película Mr. and Mrs. Smith.
Samuel Vélez, Miami

Novela erótica, Sexto Capítulo
Me encanta el vocabulario que emplean para esta novela, la hacen erótica pero muy educada al mismo tiempo. Usan palabras precisas para cada cosa, pero deberían ser un poco mas explícitos en el momento en que Platz está en una situación sexual, porque por eso es novela erótica.
Lina, Nueva York

Sobre la música
colombiana
Creo que es muy acertado el artículo. Pretender que Colombia viva musicalmente en el siglo XV, en pro de un purismo que ni da ni quita, en pro de la mejoría del arte musical, es simplemente absurdo. Las melodías de antaño seguirán siendo escuchadas tal y como son por quienes las prefieren, pero necesitamos alcanzar nuevas generaciones con ellas, así sea mejorándolas, teniendo en cuenta que en la época que se hicieron no existían los avances que existen hoy por hoy.
Ricardo Ramos, Miami

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.