Para bien de todos, Inés Gaviria torció el camino. Empezó Derecho (y lo terminó, en el Externado, con honores) y en el 2000 se fue para Miami, cursó música y Music Business con énfasis en producción. Solo bastó un levísimo empujón para que terminara aceptando que A mi manera, su primer disco, era el comienzo de la vida que siempre había deseado. En una actitud muy a lo Julieta Venegas, Inés ahora es rehén total de sus canciones (letra y música), esas que le valieron nueve meses de intenso trabajo y dejar por un tiempo las idas a cine que tanto la revitalizan. Para compensar la pérdida se vio muchas veces When Harry meet Sally en casa, al lado de su marido, un ingeniero civil convertido en mánager y responsable de la estampida que oiremos el próximo mes, cuando esta mujer lance formalmente su disco en Colombia.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.