Todos se imaginan que Catalina Robledo es la típica paisita linda y consentida. Esa niña tan 'de la casa' decidió meterse un día entero a la cárcel de Bellavista para hacer su tesis de diseño gráfico a partir de los conceptos más importantes que los presos manejan: Dios, el dinero, las armas y la mujer. Con esos tres pilares fundamentales se inventó cuatro juegos bastante kitsh (un póker, un tarot, una baraja española y un parqués). En el tarot, por ejemplo, el loco es Antanas Mockus, la rueda de la fortuna es la mesa de negociación y el rey es Pablo Escobar, y en la baraja española, los bastos son baretos. Ahora Catalina quiere reproducir los juegos para venderlos. Sin duda, habrá más de un interesado en ella (que está soltera) y en los juegos, por supuesto.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.