A Lilí Cabrera, el mundo del cine no le llegó porque un familiar la llevara a matiné un domingo. El cine ella lo tiene incorporado en su ADN. Su abuelo es el veterano actor Fausto Cabrera, su madre es la actriz Florina Lemaitre y su papá es el director de cine Sergio Cabrera. Ante esto era muy predecible deducir que ella se iba a dedicar a alguna actividad relacionada con el séptimo arte. Con 26 años, está cursando el último año de cine y fotografía en la ECAM, de Madrid, y acaba de ganar el premio a mejor cortometraje de la Semana Internacional del Cine en Valladolid y el Premio del Público en el HELLIN Film Fest de Albacete por su trabajo El espejo. Junto al español Valerio Veneras, Lilí Cabrera escribió y dirigió este cortometraje de 17 minutos de duración, que además fue seleccionado en el Festival de Jóvenes Realizadores de Zaragoza y en el Cinemad 06, celebrado en Madrid. Los cortometrajes son el primer eslabón de una carrera ascendente que desde ya se perfila para Lilí Cabrera, pues ella sueña con dirigir una gran producción de ciencia ficción, su género favorito. Siguiendo los consejos de su padre, a quien considera su gran maestro, Lilí ya empezó a trabajar en su siguiente proyecto: otro cortometraje que se rodará en la provincia de Santander en España.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.