Yaneth Muñoz Saba tiene una misión en la vida; quiere que la gente deje de pensar que los museos son cosa del pasado, cosa aburrida, o asunto de interés para turistas. La directora del Museo de Historia Natural, dependiente del Instituto de Ciencia de la Universidad Nacional, se las ha ingeniado para cumplir su tarea. Por eso en una de sus salas el museo tiene propuestas tan curiosas como la de permitir al visitante meter la cabeza entre la boca de un ballenato para descubrir que en su interior no hay Jonás ni caja, ni acordeón. Entre aves, insectos, antrópodos, anfibios y reptiles, hay cerca de 300 ejemplares montados por taxidermia, y a todos los cuida Yaneth, quien también es bióloga especialista e investigadora en mamíferos, promueve proyectos especiales y técnicas dinámicas para que las nuevas generaciones, antes que nada, se enteren qué cultura étnica, qué fauna y qué flora tenemos en nuestro país. Yaneth está orgullosa de dirigir el museo catalogado como el "Smithsonian colombiano" y a sus 36 años recién cumplidos asegura que los murciélagos son una belleza.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.