¿Se ha preguntado cuál es el objetivo de hacer una fiesta más allá de la diversión, las mujeres, el trago, el baile y hasta la plata que pueda dejar organizar alguna? Para Santiago Vélez, Andrés Pieschacón y su hermano mellizo Juan Manuel, la rumba tiene un objetivo más concreto, ambicioso y, ante todo, innovador: fusionar música para consolidar un gremio que se identifique con el cruce de géneros tradicionales y contemporáneos como la salsa y el house. T310 es el imperio incipiente que inventó una nueva forma y un nuevo sentido de la rumba. Desde el principio, cuando hacían fiestas de drum and base, funk y electro, estos personajes se han reconocido como los organizadores independientes más auténticos de la fiesta bogotana. A pesar de que ya han hecho fiestas con grupos importantes como Divagash y La 33 esto es solo el comienzo porque, según ellos, su propuesta va en serio y en grande. Para 2007 ya tienen pensadas varias rumbas y tienen en mente muchas ideas más. Darán mucho de qué hablar en este año que comienza.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.