Como el whisky es un asunto galés y el genuino es de origen escocés, se debe escribir tal cual, sin "e". Esta fue una de las primeras cosas que aprendió Gordon Bell, poco antes de cumplir quince años, cuando probó el destilado gracias a un pescador de Edimburgo, la tierra de sus antepasados. Desde ese refrescante descubrimiento ya han pasado 44 en los que Gordon ha viajado alrededor del planeta para enseñarle a la gente todo sobre el mundo del whisky. Como embajador de Buchanan's y maestro del arte de la mezcla la tiene muy clara: el whisky se ve muy bien en un vaso corto, tipo old-fashioned, y sabe mejor con muy poco hielo y unas cuantas gotas de agua para liberar todo su sabor y aroma. Así, cada sorbo tendrá un gusto cálido y diferente. A pesar de lo que se pueda pensar, no es que se la pase bebiendo. Cada vez que puede juega golf y ve partidos de rugby y fútbol. Hace poco estuvo en Colombia y se llevó una grata impresión por considerarnos muy amistosos, que precisamente es el gran legado de James Buchanan. Obviamente, SoHo estuvo con él, ratificando que no solo nos gustan las mujeres sino también los buenos tragos. Slanjeva!

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.