¿Qué tienen en común Bono y Bob Geldof? Que los dos son irlandeses, componen muy buena música y cuando les queda tiempo hacen méritos para ganarse el Premio Nobel de la Paz. Geldof saltó a la fama mundial cuando interpretó a Pink, el protagonista de The Wall, cuando ya llevaba un buen tiempo en el ambiente punk británico con su grupo Boomtown Rats. Y cuando se cansó de componer canciones emblemáticas como I Don't Like Mondays —que se llamó así por la respuesta que dio una alumna terrorista de San Diego para justificar el porqué había matado a sus compañeros de clase— y protagonizar las psicodélicas creaciones de Pink Floyd, se dedicó a la filantropía: ayudó a organizar los conciertos de Live Aid en 1985 y Live 8 diez años después, con el claro objetivo de atraer millones en contribuciones y la atención mundial para solucionar el problema de la pobreza en África. Desde ese entonces y hasta el día de hoy ha sido nominado para ganarse la medalla sueca y fue nombrado caballero británico. Geldof estará presente en el Hay Festival que comienza el próximo 25 de enero en Cartagena, una buena oportunidad para acercarse a su música y a todas esas experiencias que ha vivido desde que decidió ayudar a la gente.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.