A Colombia le sobran candidatos presidenciales, mientras que los buenos asesores políticos escasean. De joven, Germán Medina Olarte soñaba con lo primero, pero sus metas se desviaron hacia lo segundo, para fortuna de los que sí terminaron sentados en la silla más importante del país. Este publicista especializado en imagen pública ha diseñado más de 150 campañas políticas en Colombia, Ecuador y Venezuela, entre las que se destacan las presidenciales de César Gaviria y Ernesto Samper y la de Enrique Peñalosa a la Alcaldía de Bogotá. Pero Medina aplica y también predica; ha sido conferencista de marketing político en Georgetown y acaba de desarrollar un software para la optimización de campañas. Hoy trabaja con el Nobel de Paz Óscar Arias, en su campaña presidencial en Costa Rica, y con Enrique Capriles, candidato a la Alcaldía de Caracas. A este fanático de la pasta lo puede encontrar corriendo maratones. En la de Medellín, por ejemplo, llegó dentro de los primeros mil entre más de 20 mil inscritos.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.