No son tres amas de casa desesperadas. Tampoco tres Ángeles de Charly ni tres protagonistas de comercial de detergente. Son las hermanas Quintana, María y Paula (la más alta), y su amiga Marta Lucía Gómez de Ospina. Tres generaciones, tres formas muy distintas de ser. Tres zapateras de alto turmequé. Paula es arquitecta y diseñadora de interiores; María, productora de cine, y Martha, la mayor de las tres, psicóloga y la culpable de esta empresa que bautizaron OQ Shoes. Un cliente del tío de Martha prometió pagarle una deuda con mano de obra. Fue ahí cuando entraron en escena estas mujeres. Diseñaron su primera colección, el hombre de la deuda confeccionó sus diseños y, puerta a puerta, vendieron hasta el último zapato. Dieron en el clavo. Después de dos años, ya están exportando sus zapatos a Ecuador y Venezuela, distribuyéndolos por todo Colombia y ofreciéndolos en dos almacenes propios. Uno en Cali (Cra. 2 Oeste No. 2-11) y el otro en Bogotá (Cra. 14 No. 85-37). Su fuerte, dicen, es la comodidad y la calidad de sus cueros italianos. Por eso ofrecen una garantía anticallo pionera en el mercado: si sus zapatos le sacan un solo callo, ellas van y se lo curan. Ya lo sabe, en cueros, ninguna como ellas.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.