El modelaje colombiano de la última década ha sido claramente marcado por el boom de las modelos paisas, esas mujeres que poco o nada tienen que ver con los cánones internacionales del oficio, pero que han tenido un éxito arrasador. Hay un hombre y un nombre detrás de todas ellas; no se ve en las portadas ni en las campañas publicitarias, pero sin duda está ahí. Jorge Jiménez siempre quiso estar en el mundo del modelaje, por lo que primero fue modelo -la ropa interior Leo y varias marcas de jeans utilizaron su imagen- y luego director artístico y de fotografía, oficios que a la larga le sirvieron de medio para convertirse en mánager. Comenzó manejando a Natalia y luego vinieron en fila Tatiana, Claudia y Catalina. No tienen apellidos, pero usted sabe a quiénes nos referimos; ellas y Jorge son tan amigos que con el solo nombre basta. En SoHo siempre estaremos de parte de un tipo que anda en buenas compañías. Es de los nuestros.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.