Se les ocurrió terminando undécimo. La idea era graduarse y salir a tragarse Suramérica en barco, tren, bus y pies. Gregorio Uribe, Alejandro Acosta y Sergio Saavedra sabían cómo ganarse lo de la comida y los pasajes: llevaron guitarra, tres cubano, cuatro llanero, acordeón, caja, maracas y guacharaca. Recorrieron Brasil, Uruguay, Argentina, Chile, Bolivia, Perú y Ecuador. Tocaban en esquinas, restaurantes y discotecas, y había días en que apenas tenían para comer. Las canciones más interpretadas: El carretero, La casa en el aire, Yolanda y Matilde Lina. Llegaron, y arrancan nuevos caminos: Alejandro escogió la Comunicación Social; Sergio, el Derecho, y Gregorio va para Boston a estudiar música. Quién sabe qué vueltas le dará al mundo cuando sea músico profesional. ¿Asia en seis meses?

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.