No hay que ser comunista para firmar un manifiesto, pero sí artista como Thierry Henry, el goleador del Arsenal y de la Selección de Francia, que con sus gambetas explosivas hacen del fútbol un arte y no un simple negocio de eficiencia. "Joga bonito es nuestra forma de jugar. Creemos que los clavados se hacen en la piscina, que alegar es para políticos y que jugar en línea para buscar el fuera de lugar es un triste intento de cubrir la falta de velocidad. Jugamos con acento. El acento del juega bonito". Ese fue el manifiesto que firmó Henry. Nike abanderó el joga bonito y creó tres líneas de guayos para hacerlo posible: los Tiempo, para armadores como Ronaldinho; los Total 90, para esos que como Roberto Carlos no paran, y los Mercurial, con guayos ligeros como una media y tecnologías de la Fórmula Uno, que potencian la velocidad de quien los use. Y adivine quién los llevará en Alemania: Henry, que en su afán por ser el jugador del Mundial no habría accedido a ponerse cualquier pinche zapato. Solo un Nike bonito para jogar...

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.