­— Me irritan los que usan el carril izquierdo de la autopista para andar de paseo y jugando entre toda la familia "leamos la valla publicitaria en voz alta". Yo tengo fe y sé que algún día aprenderemos que el carril izquierdo solo se usa para pasar o para andar rápido.

— Me irritan los que sacan la mano por la ventana como si fueran direccionales. Pero no sé si me irritan más los que lo hacen o sus copilotos que lo hacen por ellos y que en general es la esposa, novia o tía que, además de sacar la mano, lo miran a uno feo negando con la cabeza.

— Me irrita que esos mismos son los que piensan que cuando uno enciende las direccionales, es una clara señal de "acelere y por ningún motivo deje que yo pase".

— Me irritan los que hablan, chasquean o comentan la película en cine.

— Me irrita la gente que le pregunta al mesero "¿Y el pescado está fresquito?"…¿Qué le van a responder? "No, la verdad es un pescado de hace un mes, pero como ha estado en la nevera y nadie lo ha pedido siento por su cara de 'troilo' que se lo puedo chantar". Esa pregunta va de la mano con "¿y el pollito sí está bueno?".

— Me irrita que se utilice el término "no manejamos" para referirse a productos alimenticios. Ejemplo: "No, aquí no manejamos productos lácteos".

— Me irrita la gente que pide la hora apuntando a su muñeca.

— Me irritan los perros en las entradas de los centros comerciales que le olfatean a uno el carro. ¿Hay alguien en el país que realmente se esté comiendo el cuento de que un labrador de doce años canoso, cojo y medio ciego está realmente calificado para encontrar algo?

— Me irritan los que dejan en el celular un mensaje de cinco minutos y después dejan el teléfono en dos segundos. Uno se tiene que aguantar tres veces el mismo mensaje para descifrar los números como si fuera el Código Da Vinci.

— Me irritan los que bolean el trapo rojo en la carretera al frente del almorzadero. ¿Alguna vez alguno de nosotros ha parado en algún lugar a almorzar porque el del trapo nos impresionó? "Paremos aquí que yo nunca había visto a un tipo bolar trapo como este… oiga la carne debe ser buenísima".

— Me irritan los que piden limosna en los semáforos y cuando uno no les quiere dar insisten golpeando la ventana con la uña.

— Me irritan los que hablan duro por celular en los ascensores.

— Me irritan los que impacientemente vuelven a oprimir el botón ya encendido del ascensor dejando en claro que la persona que ya lo había oprimido no lo había hecho correctamente.

— Me irritan los que, con el dedo índice, le indican a uno que les dé dos minuticos mientras ellos terminan de hablar por el celular una conversación que no puede esperar.

— Me irrita que existan personajes como el chavo colombiano, el Jim Carrey colombiano, los Beatles colombianos. ¿Dónde está nuestra identidad?. ¿Por qué en otros lados del mundo no están haciendo lo mismo: Los carrangueros checoslovacos, la Marbelle alemana o el Jeringa Australiano?

— Me irrita que cierta gente le dé tanta importancia a la revista Hola como si fuera la sociedad en donde viven. ¿Qué carajos nos importan las infantas y sus herederos, el nuevo novio de la princesa de Luxemburgo o si Rafael está estrenando casa en la Costa de Marfil?

— Me irrita que se hable en inglés frente a las empleadas de servicio.

— Me irrita que algunos policías cívicos se sientan Poncharelo. La mayoría donan su tiempo libre para realmente ayudar y eso está bien y se los agradecemos… pero hay unos… hay unos…

— Me irritan los que pretenden ser profundos e intelectuales con la frase "yo no veo televisión".

— Me irritan que todavía existan personas que piensen que las pilas se recargan en la nevera.

— Me irrita que pensemos que lo que emborracha es el sereno. La botella y media que se jartaron en dos horas, eso no fue… fue el sereno el que lo mató.

— Me irritan las personas que pitan. Dan ganas de decirle "Oiga, muchas gracias, porque si usted no pita este trancón no se mueve".

— Me irrita que les pongan a las motos autoadhesivos que imitan huecos de balas. A ver… ¿en dónde vivimos?

— Me irritan las personas que cuando uno les muestra algo interesante en una revista les da por leersela toda y lo dejan a uno esperando mientras ellos terminan.

— Me irrita que le sigamos diciendo "sidirum" al CD ROM. O nos inventamos una palabra en español y la usamos, o la decimos bien en ingles.

— Me irritan las señoras que van a misa con sudadera brillante que suena.

— Y por último, lo que más me irrita: la frase: "¿NO TIENE MÁS SUELTICO?". No, no tengo más sueltico y no me importa si acaba de abrir caja, si es la primera carrera que hace en el día o si la persona antes de mí le dio un billete de cincuenta. NO ME IMPORTA. Es su responsabilidad tener vueltas, porque es su negocio, su taxi o su puesto de cigarrillos, no el mío, si yo tuviera un negocio que depende de monedas o billetes le aseguro que antes de empezar a trabajar me cercioro de tener lo necesario para hacerlo, para no tener que dejar a mi cliente esperando diez minutos en la calle mientras paro a otros taxis a ver si me cambian un billetico de cinco mil.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.