Ice Cube es el nuevo agente triple X en esta segunda y, como la primera, no muy sólida entrega de la serie. Efectos generosos, parlamentos famélicos y mucho patriotismo gringo en esta lucha de un agente contra el mundo para salvar al presidente de los Estados Unidos. No a Bush, claro.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.