Nada mejor que ser escritor, pasar vacaciones en casa del editor y descubrir que su hija es una rubia de cara angelical, tetas infernalmente bien puestas y pocas inhibiciones sexuales. A menos que uno sea mujer y que haya muerto de por medio. Usted, seguro que la vio: La piscina, presentada aquí en versión libre de censuras, como se la imaginó realmente Françoise Ozon. Ah, las cosas que pueden pasar en La piscina,pregúnteles a los vecinos del barrio Santa Fe, en Bogotá
LA PISCINA
AUD.: ING., FRA./SUBT.: ESP., FRA.
www.forum.com.co

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.