No hay disculpa para no ver los clásicos del séptimo arte. Por 15.900, lo que cuesta una hamburguesa con papas y gaseosa y un postrecito, puede conseguir títulos que marcaron época: desde Casablanca, pasando por El Halcón Maltés, Un tranvía llamado deseo y Cantando bajo la lluvia, hasta A la hora señalada. Si usted se considera buen cinéfilo no deje pasar esta oportunidad.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.