A dirty shame
En el podio de los directores de mal gusto gringos están Ed Wood, Russ Meyer y el de esta fétida comedia: John Waters. Aparte de las megatetas, el libreto es generoso en críticas a la doble moral sexual de Norteamérica. Es la mejor-peor película de la temporada. Incapable.
ZONA: 1
AUD.: ING./SUBT.: ESP., ING.
FORUM d. y l.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.