Rodrigo Triana y la famosa historia de la guaca que encontraron unos soldados en plena selva con más de 40 millones de dólares. Buenas actuaciones y buena narración. Lástima el final tan precipitado y el interrogante sobre lo que pasó con el caso en la vida real. Excelente para ver un domingo, tirado en la cama.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.