Lo primero es tratar de no pensar en que Charlize Theron pareciera estar decidida solo a hacer papeles en que la golpeen y humillen. Lo segundo es meterse en una trama muy bien armada y prepararse para una lección de humanidad única, dictada en el terreno de los derechos laborales de la mujer.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.