Hoy hace un año estaba sentada en el pasto de un parque en Bogotá tomando fotos. En la hoja de contacto hay fotos de una niña huyéndole a un labrador, de un señor sentado en una banca fumando un tabaco y de un cuerpo acostado en el pasto dándole la espalda al lente; también el mismo cuerpo volteado hacia el lente. Ese es Jose, así lo conocí. Ayer, un año después, ese mismo cuerpo, esa misma cara me preguntó a quién más había amado. Se le subió la demencia a la cabeza y se rayó.

Y es que ayer me fui a celebrar el año de noviazgo, en contra de mi voluntad. Los aniversarios anulan el sentido del amor, pero Jose quiso seguir las costumbres y, con tacones negros de Ramírez, unos pantalones negros y una camiseta de Pielbella de mi amigo Mao, me fui a bailar salsa y a celebrar.

"Cuando me volteé por el ruido de la cámara y te vi ahí sentada, me pareciste tan bella... Con una sonrisita enfocabas a la gente que pasaba, te vi tan divina...", me dijo Jose.

"En serio, ¿te gusté tanto?", pensé yo. Esta pequeña confesión me aceleró el corazón, yo quería oír más y me dijo más. Cada palabra me hizo sentir más amada, más deseada. Se me acercó y me dijo al oído "Te amo". La palabra perfecta en el momento preciso, el mejor afrodisíaco que hay. Una gente prefiere el dirty talk, hay soft-talk, el que quiera, pero talk. Salimos del sitio corriendo a la casa y a la salida me encontré con un ex. "Qué chévere verte aquí, me alegra que te siga gustando este lugar". Eso fue todo lo que dijo. En mi casa, mientras hacíamos el amor apasionadamente, mirándonos a los ojos sin decir una palabra, dejando que el cuerpo hablara, Jose separó su cuerpo del mío y me preguntó si sentía amor cuando estaba en la cama con mi novio pasado. Uaaau, definitivamente el corazón se me desaceleró, pero ignoré el comentario. A los tres segundos volvió y preguntó: "¿De cuánta gente te has enamorado?".

"De muchos y aún me falta", le respondí con una piedra en la mano. ¿Qué clase de pregunta es esa, quién tiene la autoridad para indagar por mi pasado?

Mi respuesta no fue sincera pero sí acorde con la insinuación.

Jose se paró de la cama, se vistió a medias y adiós.

¿Qué quería oír él? ¿Solo te he amado a ti? Muy romántico y muy bonito pero esa no es la realidad. Uno no se puede enamorar una sola vez, sería muy egoísta del que nos creó.

Estaba bastante molesta con él y al día siguiente encontré que Magdalena también estaba sola en la casa.

"¿Dónde está Javier?", le pregunté.

"No quiero saber nada de él".

Anoche Magdalena se fue a un cumpleaños con Javier y ahí estaba la ex de él. Parece que hablaron bastante esa noche los dos. Magdalena, por no volverse celosa cansona, se sentó por ahí con otra gente sin dejar de mirar cómo se reían Javier y la ex. Pasaron varias horas y ella seguía por ahí, de mesa en mesa, entablando conversación. Cuando por fin tomó fuerzas y se acercó, lo oyó diciéndole que ese paseo con ella había sido lo mejor que le había pasado.

"Eso pasa siempre que se la encuentra, y me mamé".

Pero si es una ex, ya pasó, estaban recordando, le traté de explicar. Pero no quiso entender. Los celos del pasado son muy tercos. No se puede indagar por lo que ya fue, si somos la suma de todo lo que nos ha pasado. Somos el fracaso de los padres, la primera relación, la universidad en que estudiamos, los amigos que hemos amado, los que nos han maltratado, los amores pasados, somos TODO. De eso se enamoró Jose y ahora quiere que borre cada detalle y sea solo de él. Qué aburrido sería si todos esos momentos no existieran. Marcar territorio, le dicen por ahí, pero a estas alturas de civilización no se es más entre menos se ha vivido. Ser puritana no viene del cuerpo, viene del alma.

Si hemos estado con diez personas o con cien, sintámonos orgullosos de eso (si lo hicimos con amor y pasión). Hay que vivir y dejar vivir y llevarse el paquete completo, con todo lo que trae adentro. Si lo empezamos a desempacar de pronto nos encontramos solo con UNA noche de placer. Y en este caso, segundas partes son mucho mejor.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.