Si Cortázar lo hubiera visitado, si hubiera recorrido sus fuentes, construcciones y jardines, probablemente lo hubiera descrito como un lugar verde y húmedo. El CEF —Centro de Entretenimiento Familiar— es el nuevo proyecto de Compensar que, con un costo de 17 mil millones de pesos, diseño de Konrad Brunner y asesoría de Alberto Miani, abrió sus puertas al público en febrero de este año.

La imponente estructura, ganadora del premio de diseño ‘Lápiz de Acero 2001’, logra combinar y conciliar en cada una de sus edificaciones —a través de un lenguaje arquitectónico moderno— elementos esenciales de la vida como el agua, la luz y la naturaleza, con la tecnología, los nuevos desarrollos de las comunicaciones y los avances de la ingeniería.

El resultado es el equilibrio y la armonía entre los diversos componentes con la idea fundamental de celebrar la vida en familia. El edificio Compensar XXI alberga en sus dos pisos una plaza de comidas, salas de multimedia y un café Internet. La Plaza del Jubileo, en el centro de la estructura, contiene fuentes cibernéticas e interactivas, primeras en su género en Latinoamérica.

Es ahí donde todos los sábados a las 7:30 de la noche se presenta el espectáculo láser multimedia: miles de puntos de luz diminutos esparcidos sobre una pantalla de agua crean un mundo fantástico de color, música, movimiento y sincronización durante un cuarto de hora. No cabe duda, un sitio verde y húmedo. Transparente y mágico.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.