Alguna vez los habitantes de la casa de la calle Santo Domingo Nº 33-63, en Cartagena, fueron pomposos patricios españoles con título nobiliario, encabezados por don Andrés de Madariaga y Morales, investido por el rey Carlos III como conde de Pestagua en 1769. Usted, que al igual que nosotros se sabe plebeyo a mucho honor, podrá vivir en esa misma dirección las comodidades de la nobleza con las ventajas adicionales que proporciona la vida moderna y sin cargar con un árbol genealógico rimbombante. Casa Pestagua es el nombre de esta pequeña joya hotelera, una alternativa para pasar vacaciones en La Heroica. Hospedarse en alguna de sus once habitaciones es una experiencia que remonta a otros tiempos, muy a tono con las fachadas y los balcones coloniales del Corralito de Piedra. Mire, juzgue y antójese.
 
Más que dormir
Si usted disfruta de los trazos coloniales, las paredes restauradas y los muebles de época lo harán sentir en su salsa. Ese ambiente congenia bien con el minibar y la televisión satelital.
 
Aguas, aguas...
En el techo de Casa Pestagua se encuentra el jacuzzi, y en una de sus terrazas está la piscina. En ambos sectores existe la posibilidad de sumergirse y de encontrarse en la orilla con una buena bebida.
 
Sin estrés
El Mizu Spa es un espacio para la renovación total del cuerpo, con tratamientos de lodo, piedras y esencias.Ni siquiera el menos metrosexual de todos se resistirá ante tanta paz.

Sí a beber vino
Lo que fuera el depósito de agua de la antigua morada del conde Pestagua hoy es una completa cava con decenas de botellas de vino de diferentes países, viñedos y cepas. El complemento perfecto: una tabla de jamones y quesos.
 
Precios (temporada baja)
Habitación Standard (una): $495.000
Habitación Studio (tres): $585.000
Suite tipo loft (seis): $765.000
Suite Mirador (una, con vista al mar): $1.000.000

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.