Dianne Foster trabajaba en una galería de arte cuando un extraño clasificado de prensa interrumpió sus intenciones de convertirse en oftalmóloga: bajo el formato de una convocatoria laboral

—común y corriente— Fernando Pereira y Kirby Stasyna esperaban reclutar un elenco de hermosas mujeres que se sintieran capaces de presentar un informativo respetable completamente desnudas.

A pesar de no tener ninguna experiencia previa en el campo periodístico, la actual presentadora del clima de Nakednews.com reconoció en el aviso un reto con posibilidades de éxito. Convencida de que la belleza del cuerpo humano es algo que debe ser valorada de la misma manera que se aprecian una línea, una curva o una sombra en una escultura, Dianne se unió a otro centenar de mujeres canadienses que respondieron al clasificado sin pensarlo dos veces.

“La desnudez era lo de menos. Antes de presentarme, había tenido la oportunidad de experimentar mi desnudez. Me había sentido completamente cómoda vacacionando en varios resorts nudistas. Cuando leí el clasificado supe que era una oportunidad para explorar otros aspectos nuevos en mi vida como aparecer delante de una cámara. Ese era el reto”.

Poniendo a prueba sus habilidades comunicativas Dianne se sometió al proceso de selección y, tras ser escogida como la presentadora del clima, se unió a Victoria Sinclaire, Holly Weston y Carmen Russo en el esfuerzo de constituir una innovadora manera de informar al planeta acerca de las últimas noticias.

“Desde el primer momento supimos que el formato de Nakednews.com era más que un site de strip–tease o desnudez; era una nueva manera amable de captar la atención de la audiencia para luego brindarles información veraz y profesional. Quitarnos la ropa no implica desprendernos de la credibilidad”.

Aunque para muchas el éxito del portal radica en la desnudez de las presentadoras, Dianne tiene su propia visión de los acontecimientos: “Es cierto que los visitantes llegan a nosotros atraídos por la desnudez y que las primeras dos o tres veces sólo se fijan en el cuerpo de las presentadoras, sin prestar atención a la información. Sin embargo, una vez pasa el shock, esas mismas personas empiezan a concentrarse en el contenido”, dice Dianne, y añade: “Si nuestra audiencia ingresara al show en busca de sexo o mujeres, iría a otro site más explícito. Que nunca hayamos tenido que rectificar ninguna información demuestra el alto nivel de profesionalismo que los cibernautas buscan en nuestro portal”.

Para Dianne el secreto de

Nakednews.com es haber encontrado la manera de hacer agradable una información trágica sin ser irrespetuosos con el dolor ajeno: “definitivamente no entendemos la desnudez como una falta de respeto al dolor de los agobiados. Por el contrario, creo que lo que ofrecemos es justamente un formato noticioso alternativo diseñado para quienes quieren mantenerse informados sin hacer hincapié en el dolor de las personas afectadas por las tragedias del mundo. Al presentar un hecho doloroso sentimos que es más respetuoso un cuerpo hermoso que un primer plano de una familia angustiada”.

Dianne se identifica con lo que para ella es un trabajo marcado por el buen gusto. “En un mundo con tanta miseria no veo nada de malo en proveer a nuestra audiencia con un poco de belleza. Si el cibernauta me encuentra hermosa y percibe esa belleza en el momento en el que le estoy informando sobre el clima, pues la verdad es que me encanta generar ese placer visual”.



Money Talks

A Dianne le encanta generarlo y, al parecer, al mundo le encanta percibirlo: al menos así lo sugieren los seis millones de visitantes que se han venido registrando desde que, hace dos años, esta página canadiense se ha desprendido de sus ropas para dar de qué hablar ante el mundo.

Y es que en momentos en los que la mayoría de los portales de Internet experimentan algún tipo de colapso o crisis de carácter financiero, Nakednews.com cuenta con suficiente pauta publicitaria como para garantizar una ganancia. Además de la cantidad de avisos —principalmente provenientes de casinos y casas de juego— y de las innumerables ofertas de potenciales anunciantes, solamente en materia de suscripciones Nakednews.com ha sido un negocio redondo desde el principio.

En diciembre del año pasado, el portal canadiense celebraba su primer aniversario con cuatro millones de visitantes. Cuatro millones que, a razón de diez dólares mensuales por cabeza —que es la cifra que se paga por gozar con el servicio— han continuado en ascenso permanente.

Si usted es el tipo de hombre que compra Playboy sólo “por los artículos”, Nakednews.com es el portal informativo para usted. Aun cuando en materia de contenido el show no dista mayor cosa de lo que pudiera llegar a ofrecerle CNN, el formato es bastante diferente. Además de contar con una sola emisión de 30 minutos al día a la que el cibernauta puede acceder en cualquier momento, la verdadera diferencia entre Nakednews.com y las otras noticias gira alrededor de la ropa, pues a medida que avanzan los segmentos disminuye la ropa de las presentadoras de este portal.

Bien sea que usted prefiera la sección de negocios, la de deportes o la de información internacional, en Nakednews.com usted puede encontrar lo que está buscando y algo más.

Mientras que un terremoto en India marca la diferencia entre una falda larga y una insinuante ropa interior sobre el cuerpo de Victoria Sinclair, una crisis en el bateo en los Dodgers sirve de preámbulo para la desnudez absoluta de la embarazada Holly Weston. Así mismo, Dianne Foster será su presentadora favorita si sus intereses giran en torno al clima. Pero si usted es un hombre de negocios, la caída o subida de sus acciones en el Dow Jones vendrán acompañadas por los atributos de Carmen Russo.



Libertad de expresión

Hay quienes han llegado a afirmar que Nakednews.com constituye uno de los últimos rincones del orbe en los cuales la libertad de expresión se ejerce sin restricción alguna. Desde su oficina en Los Angeles, Katherine Pinckert, productora del programa, es contundente al exponer porqué para ella visitar el site constituye un privilegio innegable: “Internet es el último refugio de la libertad de expresión. Esta libertad es un concepto sumamente importante para nosotros, pues en tanto no se trata de ningún medio de comunicación tradicional la censura es completamente impensable”.

Además de explicar cómo no le molesta que haya personas que no estén de acuerdo con el sitio, Pinckert aprovecha la autoridad que le otorga ser una de las primeras personas en haberse vinculado al proyecto para decir desde California: “aun cuando el concepto de la desnudez no es algo inventado por nosotros, Nakednews.com ofrece a los cibernautas la posibilidad de ver por primera vez al cuerpo humano accionando como la última herramienta comunicativa”.

A pesar de ser consciente de la importancia de la figura de su elenco, Katherine tiene claro que a la hora de producir el show lo que importa son las habilidades comunicativas del mismo. “Si presentar noticias de manera tradicional implica de por sí un reto significativo, imagínese lo desafiante que puede llegar a ser hacerlo sin ropa. Lo que hacen nuestras presentadoras es romper esquemas en materia de lenguaje corporal. Es eso lo que hace que seis millones de personas nos vean desde Australia hasta Finlandia”.

Ya sea en Angola o en Finlandia Nakednews.com constituye una alternativa para los nuevos ciudadanos del mundo. Con sólo diez dólares mensuales, un computador y un módem, usted podrá ver cada 24 horas cómo con nada más que una sonrisa y un collar —indispensable para colgar el micrófono— Dianne, Victoria, Carmen, y Holly finalizan sus emisiones con la inusual tranquilidad que les da saber que hacen parte del primer noticiero en la historia en el que los televidentes no han quitado la mirada de la pantalla ni siquiera un instante.



RECUADRO

Victoria se desviste mientras que habla de Colombia. Ya completamente desnudas Diane presenta el clima y le da paso a Holly y la sección de deportes. El cierre de la bolsa va por cuenta de Carmen., “desnudarnos no implica perder credibilidad,
Nunca hemos tenido que rectificarnos”

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.