- Olvide la vieja teoría femenina según la cual la ropa cabe mejor si se dobla como rollitos.

- Guarde primero los pantalones, doblados como si estuviesen colgados en un gancho.

- Las camisetas pueden ponerse a un lado de los pantalones, dobladas como para ser guardadas en el closet.

- Las camisas de manga larga no deben ser guardadas con doblez horizontal, y puede ponerlas encima de los pantalones.

- Los boxers y medias se dejan para el final, aprovechando los espacios que hayan quedado entre la ropa.

- La crema de afeitar, el shampoo y demás líquidos deben empacarse en una maleta diferente a la de la ropa, o en un bolsillo externo.

- Ponga también los zapatos en un bolsillo de la maleta, para evitar que ensucien la ropa y que queden aplastados.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.