1) Busca llamar la atención a cualquier precio
Mientras que los dólares siempre se visten de verde, los euros, como las chivas, están llenos de formas y colores discordantes. Los diferentes tamaños según el valor, los colores llamativos y las enormes dimensiones de las cifras que indican el monto, y que parecen diseñadas para personas con problemas de visión, reflejan sus ganas por hacerse notar.
2)Se inventa un pasado glorioso
Casi siempre, al hablar de su pasado, los nuevos ricos cuentan cómo después de pertenecer a una familia adinerada, vinieron "a menos" por alguna catástrofe, hasta recuperarse de nuevo. Los euros están inspirados en siete épocas de la historia cultural europea. Así, por ejemplo, el de 5 tiene como tema la arquitectura clásica; el de 10, el periodo romántico; el 20, el gótico; el de 50, el renacimiento; el de 100, el barroco y así sucesivamente.
3) Tiene mal gusto
Aunque son idénticos en los 12 países de la eurozona, las monedas tienen un lado común y en el otro se incluye un diseño propio de cada país: águila imperial para los alemanes, lechuza de Atenea para los griegos, Miguel de Cervantes para los españoles, efigie de sus reyes vigentes para Bélgica, Holanda y Luxemburgo, arpa los para irlandeses, ícono revolucionario para los franceses, Dante para los italianos, etc. Para mí que ese salpicón de imágenes fue la verdadera razón por la cual los ingleses no se acogieron al euro: no les resultó atractivo cambiar la cara de su reina en la tradicional libra esterlina por la nueva moneda continental, cuyos diseños parecen hechos por Versace, Gaultier y Galiano durante un fin de semana juntos en Ámsterdam, luego de una sobredosis de trance, éxtasis y Red Bull. How disgusting!
4) Todo nuevo
¿Quién ha visto el primer euro arrugado? De lo nuevos y relucientes, parecen falsos.
5) Qué vale
Es tan similar a un nuevo rico que hoy la frase de moda es: ¿qué vale un euro en relación a una peseta, un franco, un marco? y así sucesivamente. Casi todas las empresas presentan sus facturas con las dos monedas. Que me perdonen los europeos, pero a ver si aprenden a multiplicar y dividir y se dejan de estar sacando sus eurocalculadoras cada que vez que tienen que pagar una cuenta.
6) No lo reciben en el club
Como todo nuevo rico que se respete, el euro no ha sido aceptado por ningún club. Ni en el de los billonarios de Forbes, ni en el de los petrodólares, ni en el de las exclusivas acciones de Wall Street. Ni siquiera en el de los traquetos, porque hasta donde tengo entendido todavía se habla de dólar por kilo de coca y de caletas rellenas de dólares. Y hasta la fecha no se sabe que Colombia se haya convertido en el primer falsificador mundial de euros.
7) Hace compras ostentosas
Como los nuevos ricos, tiene un gran poder adquisitivo y poco conocimiento de las buenas cosas, compran todo lo más caro que ven, siempre y cuando esté de "moda". Hay que ver las millonarias transferencias de Zidane, Figo y Beckham al Real Madrid en euros.
8) Le falta tradición
El dólar ha reinado soberano desde 1945 y en los últimos años ha afianzado su supremacía gracias al poderío económico de Estados Unidos. El euro, en cambio, es un amateur que nació hace apenas dos años y medio. La importancia de los verdes en la economía mundial es tal que cuatro quintas partes de las transacciones internacionales de divisas se hacen en dólares, así como la mitad de las exportaciones globales.
9) Aunque de seda se vista...
Por más alto que esté el euro, hay cosas en la vida que no tienen precio, y que hacen que prefiera los dólares:
El impuesto aeropuertuario: Aquí existen dos maneras de pagarlo: en pesos o dólares. Punto.
El teclado del computador: Mientras el "$" está a simple vista, llegar al "?" es toda una travesía: Alt, Ctrl, shift, insertar, formato, símbolos.... ¡imposible! Nuestra cultura está hecha para que pensemos y compremos dólares.
Para viajar por el vecindario: Ecuador, El Salvador, Nicaragua y Panamá dolarizaron sus economías y en Argentina se reciben dólares. No conozco el primer país que se haya "eurorizado" (¡Ojalá ningún genio me rectifique diciendo que varios países europeos se "eurorizaron"...!)
Las canciones: ¿O a qué moneda creen que se refería Bacilos cuando hablaba del primer millón?
Las propuestas indecentes: ¿O se imaginan a Robert Redford ofreciéndole a Demi Moore 825.347 euros por 'one night stand'? No way. Un millón de dólares y cerrado el negocio. ¿Entrarían a una película de vaqueros titulada Por un puñado de euros?
Las caricaturas: Crecí viendo al Tío Rico con el símbolo dólar en los ojos. Sería patético con ??.
Los programas para intelectuales como It's good to be del canal E!: ¿Qué mejor para entender lo perros que somos?
Porque hay que tener fe, o mejor, porque In god we trust: (El que entendió, entendió. El que no, a leer TV y Novelas)
Hasta acá llegué de euronadas. Pero antes un par de consejos: compren dólares ahora que están baratos y nunca escriban sobre economía en una revista como SoHo. Su credibilidad puede quedar como el dólar de nuestros días: por el suelo.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.