El atardecer con arreboles, el mico del zoológico, el jardín florido, la camada de cachorros, el carro nuevo, el viejito campesino y, sobre todo, los gatitos picarones que juegan a las escondidas, son imágenes que nos acosan e impactan, particularmente si tenemos una cámara a mano. Este minino de finca asaltó mi lado kitsch; ¡Clic!

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.