Los diez
En los albores del siglo XX, cuando a décadas estaba siquiera el nacimiento de la palabra "rumba", Bogotá era una capital provinciana, más desarrollada que todos los pueblos colombianos, pero lejos del aire metropolitano de Buenos Aires o México. CONTINUA>>
 
Los veinte
Las modas norteamericanas, que exaltaban a una mujer liberada que fumaba y exhibía su cuerpo en público, terminaron por descomponer la moral pacata y recatada de los bultosos trajes de antaño. En lo musical, el fox-trot, el rag-time y el tango sustituyeron a los bailes europeos (valses, polkas y mazurcas) que entretenían a Bolívar y a los próceres. CONTINUA>>
 
Los treinta
Por: Apolinar Díaz Callejas

La primera parte de la década de los treinta estuve en mi pueblo natal, Colosó. Tenía diez años y nos divertíamos de manera muy sana. Le dábamos la vuelta al pueblo en el primer y único carro Ford que llegó, nos cobraban tres centavos. Una actividad que siempre recuerdo fue que mi padre me llevó a Cartagena a escuchar a Carlos Gardel. CONTINUA>>
 
Los cuarenta
Por: Álvaro Castaño Castillo

Tengo la impresión de que los jóvenes de la década de los cuarenta éramos mucho más tímidos y apendejados que las actuales promociones. En primer lugar debíamos 'aplicarnos' muchos rones antes de pedir la primera pieza a la niña siempre más sabida que nosotros. CONTINUA>>
 
Los cincuenta
Por: Bernardo Hoyos

Los cincuenta eran 'zanahorios' pero se pasaba bien. Por razón de mi trabajo en la Radio Bolivariana no disponía de mucho tiempo nocturno. Sin embargo, en la Cabaña o el Colón bullicioso el uno, discreto el otro, los cafés del Pasaje La Bastilla, se hallaba el centro de la actividad cervecera después de los exámenes finales en la facultad de Derecho. CONTINUA>>
 
Los sesenta
Por: Enrique Santos Calderón

La rumba de los sesenta arrancó en los tardíos cincuenta con la globalización del rock 'n' roll por Bill Haley y sus Cometas. Luego se profundizó con Elvis, se radicalizó con Beatles y Rolling Stones, y se instaló para siempre en los setenta. CONTINUA>>
 
Los setenta
Por: Roberto Posada García-Peña

Si ha habido en Colombia un verdadero revolcón, ese fue el de los años sesenta. En cambio la de los setenta que corresponde a mi generación fue una década tranquila, en la que poco nos importaba la política ni tampoco ganar dinero, contrario a la muy posterior era de los yuppies. CONTINUA>>
 
Los ochenta
Por: Miguel Silva

Mi carnet de la Universidad de los Andes decía Facultad de Derecho, 80/2. Es decir, segundo semestre del año de mil novecientos ochenta. Después de sacarlo, fui a cuadrar mi horario, sin tener idea de cómo hacerlo, como buen primíparo. CONTINUA>>
 
Los noventa
Por: Yamid Amat Serna

La invitación que me hizo hace unos días esta revista para definir en unas cuantas líneas una década de rumba, placer, satisfacción, lujuria, noches, amaneceres, lunas y resacas, cambió mi vida. Parecería extraño pero es la verdad. Ahora soy mucho más reflexivo... reflexivo y amargado. CONTINUA>>

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.