?

No me queda otra desde que amputaron mi pierna derecha en septiembre pasado, cuando choqué la pick-up contra una farola en la Rambla de Montevideo. Ese domingo tenía un semáforo a 70 metros. La luz amarilla estaba cambiando a roja y por eso fui frenando. Estaba comiendo una tarta de jamón y queso que se me cayó sobre los pies, justo al lado del pedal del acelerador. Cuando me agaché a recogerla, levanté la vista y no me acuerdo de nada más. Fue un descuido de dos segundos que, para muchos, terminó en tragedia. Para mí no, pues logré sobrevivir y eso es lo que le agradezco a Dios todos los días: que me dio una nueva oportunidad de estar con mi familia y disfrutar de mis hijos. Sobre todo el de tres años, Diego, que nació en España y es un diablo porque me grita: "Ven, papi, agárrame que ahora tú no puedes".

Con 34 años cumplidos, después de ser goleador de la selección uruguaya y de jugar en varios clubes del mundo como El Espanyol de Barcelona, Málaga, Sevilla, y Portsmouth de Inglaterra, pensaba jugar un año en Peñarol de Uruguay y luego retirarme. Es cierto que todos los días me levanto con el pie izquierdo, que se me dañó el caminado", pero rara vez estoy de mal humor y he demostrado que eso nada tiene que ver con la mala suerte. Adriana, mi mujer, dice que estoy peor que antes, pues con muletas y todo sigo saliendo a las discotecas, voy a la playa, paseo en barco y recorro a caballo mi campo "33" y veo los animales (vacas, ovejas y caballos árabes). Por estos días estoy preparando mi debut como conductor de televisión. Voy a hacer un programa de entretenimiento para divertirme y divertir al público, pues no puedo vivir con ese mal recuerdo a cuestas. Solo hay un detalle que me inquieta. Cuando perdí la pierna dije: se acabaron los entrenamientos, ahora voy a poder dormir hasta tarde, pero ahora que estoy mejor, de vez en cuando me toca llevar a mi hija Celina al colegio…a las siete de la mañana. Eso todavía no lo he podido asimilar.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.