El inversionista hizo un contrato de Administración de Portafolios de Terceros, con riesgo sobre capital del 100%. Los activos en los que se manejó la inversión fueron Fonriego, un fondo de valores de alto riesgo; operaciones a plazo de cumplimiento financiero (especulación en peso-dólar), y especulación en acciones como Suramericana y la Bolsa de Valores de Colombia. Acá, las políticas fueron mucho más flexibles.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.