El mundo de los diseñadores de alta costura nada tiene que envidiarle al de los artistas. Ellos pueden plasmar en sus prendas las ideas más creativas y enviar mensajes de cualquier tipo a través de sus desfiles, en los que las top models presentan sus obras maestras. Es un mundo lleno de exigencias y de excentricidades. Las modelos tienen que mantener su peso casi como bailarinas de ballet, o de lo contrario las sacan de las pasarelas. Cada puntada que se da en un vestido es milimétrica y hay todo un séquito de asesores y ayudantes que trabajan como negros para que las brillantes ideas de un diseñador logren hacerse realidad. Por eso el Museo Nacional, como parte de la agenda conmemorativa de sus 180 años, ha decidido presentar la exposición Pierre Balmain, arquitecto de la moda. 1945-2002, conformada por vestidos, accesorios, fotos, libros y bocetos originales de Balmain, así como videos sobre sus colecciones y sobre su vida en general. Balmain es considerado uno de los grandes mitos de la moda del siglo XX y su casa se consolidó como una de las más importantes desde la época de la posguerra. Un par de años después de su muerte, en 1982, el dominicano Oscar de la Renta asumió el cargo de director artístico de la Casa Balmain.
¿Y por qué dicen que es arte? Por el proceso de creatividad que diseñar una prenda de alta costura implica y por su delicada elaboración, pero, sobre todo, porque las sociedades y las culturas se ven reflejadas en la forma de vestir. La moda dejó de ser algo accesorio y es hoy en día una manifestación del pensamiento individual de cada persona y del momento histórico en que se da. La idea no se le ocurrió solo al Museo Nacional. Museos tan importantes como el Metropolitan Museum of Art y el Guggenheim de Nueva York, así como el Victoria & Albert de Londres, han organizado exposiciones de este estilo. Y si ese aval no le parece suficiente, a SoHo sí le parece que un tipo que viste con tanta elegancia a las mujeres más bellas del mundo es un artista.

Traje de cola en satín y raffia decorado con golondrinas diseñadas por Lesage. Colección Verano 1992.
FOTOS: CORTESÍA museo nacional   
   
Sombrero con cinta elaborado en paja natural. Colección Primavera-Verano 1963.
FOTOS: CORTESÍA museo nacional   
   

Fragancia Monsieur Balmain producida por la Casa Balmain en el año 1991.
FOTOS: CORTESÍA museo nacional

 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.