RAMÍREZ VILLAMIZAR
Torre Machupichu
Hierro
250 x 150 x 100 cm
Cualquiera diría que es simplemente el producto del ocio de una señora rica (los Cisneros son los grandes magnates de Venezuela) que se dedicó a comprar arte y ya está. Lo cierto es que esta colección es una de las más importantes que hay en el mundo. Ya ve usted que la gente con plata también tiene interés por el arte. Diálogos, la muestra que se presenta en Colombia no es ni la quinta parte de la colección total. Incluye obras latinoamericanas de tres de los más importantes núcleos de la Colección Cisneros: arte contemporáneo, abstracción geométrica de 1940 a 1970 y paisajes de las Américas, incluidas obras de pintores viajeros. Acá hay obras de diferentes épocas. Podría parecer algo dispersa, pero su intención es mostrar la amplitud del arte latinoamericano. Está organizada en siete secciones. Los temas son: lo autóctono y lo foráneo, el diálogo de la obra con sus espectadores, las diferentes nociones del paisaje, el tiempo, el espacio, la luz y, por último, los procesos introspectivos del artista.
La única manera para aprender de arte es viéndolo, dejándose conmover por lo que le gusta y pasando de largo por lo que ni lo mosquea. Si decide salirse de su monotonía y echarse la pasada por el Mambo, verá obras del venezolano Francisco Narváez, del argentino Víctor Grippo, del uruguayo Joaquín Torres-García, de la brasileña Lygia Clark, del colombiano José Alejandro Restrepo, del venezolano Armando Reverón, del argentino Guillermo Kuitca (este es uno de los grandes recomendados, hace un mapa -un paisaje simbólico- pintado sobre un colchón), del brasileño Willys de Castro, del venezolano Roberto Obregón, de la artista venezolana Gego (dibujante, otra de las más buenas), del fenomenal brasileño Vik Muniz (hace dibujos y cuadros con jarabe de chocolate y polvo de carboncillo, por ejemplo), del chileno Roberto Matta y de la exiliada cubana Ana Mendieta, por nombrar algunos. Después, cuando entienda realmente por qué es tan importante esta colección y como si fuera un versado en el tema, usted va a tener el placer de decir "sí, yo la vi hace unos años en Bogotá".

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.