Para reiterar que le gusta hacer lo que quiere y no eso por lo cual lo podrían reconocer y comercializar, Juan Andrés Posada nos entrega un grupo de pinturas cargadas del placer más rudimentario que conlleva el hecho físico de manipular pinturas realizadas con una receta que permite múltiples variaciones, a partir de lo más elemental de una composición: fondo, figura, interacción de colores y escala. En palabras simples, se trata de grupos de manchas espesas realizadas con una espátula común y corriente, planos y contornos que a veces insinúan figuras dispuestas de manera aleatoria pero con cierta orientación ordenada sobre campos de color texturados. Su superficie recuerda la de esos ponqués de fiesta decorados con pastillaje.
En general tienen un carácter casi "cartoonesco" y en otras de las pinturas, la mancha cubre casi totalmente el cuadro constituyendo un vasto campo monocromático. Ya en otras ocasiones Posada había presentado varias pinturas monocromáticas. En una de sus últimas exposiciones presentó su serie "algunos colores", que estaba hecha sobre acero y con pintura de carro. Esta vez la cosa es sobre tela y con una capa espesa de acrílico.
Pero además de los cuadros, Posada ha hecho varias manchas de pintura espesa sin sustrato alguno que han sido pegadas a la pared de la recién inaugurada galería Good Man Duarte (anteriormente Galería Valenzuela y Klenner), con el ánimo de exaltar las cualidades físicas de la pintura per se. Esta obra podría evocar artistas como Heron, Rothko, Albers y hasta Pollock, pero tiene un distanciamiento cómico e irónico que la aleja del heroísmo y sublimación con que dichos artistas abordaron el tema de la pintura en su época. Desde luego, para aproximarse a esta muestra hay que tener presente el carácter irónico e irreverente del artista y su constante intención de no cumplir con los cánones tradicionales de una "carrera artística", lo que lo ha llevado a realizar planteamientos disímiles en diversos terrenos como el netamente conceptual, el de la escultura y por supuesto el de la pintura. Su rollo conceptual es divertido porque busca llegar a lo más elemental en cuestionamientos de arte. Pero si usted no anda interesado en eso, de todas maneras sus cuadros se ven bien colgados en una sala.

GALERÍA
GOOD MAN DUARTE
Viernes 6 de mayo al 4 de junio de 2005
Dirección: Calle 77 N° 12-03
Teléfono: 600 9795
E-mail: info@galeriavyk.com

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.