Si alguna vez se imaginó a Wendy Jiménez sin ropa, aquí la tiene. A pesar de que la mayoría reconoce a esta hermosa valluna nacida en Palmira por su papel en la novela Nadie es eterno en el mundo, Adriana Bottina es una actriz y cantante hecha y derecha.

Tiene una licenciatura en Música y siempre soñó con cantar en grandes escenarios alrededor del mundo. Hace diez años ya había logrado posicionar su canción Salta como número uno en las emisoras de Colombia. En ese entonces era cantante de rock y pop, inspirada por artistas como Sting y Steve Tyler (le tuvo celos a Shakira, en el buen sentido de la palabra, cuando pudo cantar Dude Looks Like a Lady en vivo con el cantante de Aerosmith).

Varias veces le han dicho que se parece a Mariah Carey, tanto física como musicalmente, lo cual le parece un gran cumplido, pues la admira como cantante. Juzgue usted al verla en estas fotos.

Adriana tiene dos gatos que duermen, comen y juegan todo el día (a diferencia de ella que tiene que estar viajando y trabajando constantemente por toda Colombia). Uno se llama Tobías y es un siamés. Tiene tres patas, porque al parecer lo atropelló un carro un día que se escapó de la casa. El otro, Negro, es un afgano que nunca le ha traído mala suerte y que completa la pareja de gatos que ella considera sus hijos.

Se nota que Adriana cuenta con mucha suerte, pues ha logrado ampliar su número de seguidores por medio de su actuación y su música. Ha llenado estadios, tal como lo hizo en Barranquilla, donde cantó ante 50.000 personas. Nunca ha ido a México, pero sus rancheras evocan a los grandes cantautores aztecas.

Mírela ahora como llegó a este mundo, sin personajes ni interpretaciones, tal como es ella, hermosa y natural. Fotos que seguramente le traerán mucho más seguidores.

Contenido relacionado

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.