South Park es el show menos politically correct -como dicen los gringos- que ha existido. Es un programa de dibujos animados que expone la cotidianeidad de cuatro niños de 8 años, neuróticos y perversos, en alguna población no tan mítica e imaginaria de las Rocky Mountains de Colorado. Según un reportero de la Associated Press, South Park (Spark) lidera la camada de shows de cable en Estados Unidos (y por consiguiente del mundo) en términos de violencia y grosería con una tasa promedio de 126 actos violentos o groseros por episodio. Tal como sucedió con Los Simpsons y Beavis and Butthead, una vez más queda demostrado que las verdades son más fáciles de digerir por medio de vehículos como los dibujos animados. ¡Qué más se puede esperar de dos tipos que se fueron vestidos como Jennifer López y Gwyneth Paltrow a la ceremonia de los Óscares de hace dos años!
Como dijo la revista Rolling Stone, después de los primeros diez episodios "si Seinfeld hizo historia en la televisión por mostrar lo egoístas y crueles que pueden ser los adultos, Spark pasará a la historia por sugerir que este tipo de comportamiento no comienza a la edad de 18 años". South Park es un show, creado por adultos para televisión por cable, que niega la inocencia y critica el egoísmo de los niños. Contrario al pensamiento convencional, pregona que los niños -por su misma inocencia quizás- son seres malvados, individualistas e inconscientes, en resumen, son seres que no tienen la capacidad de vivir en comunidad.
Sobraría decir que los dos creadores de Spark -Matt Stone y Trey Parker, de 31 y 33 años, respectivamente- son un par de tipos ingeniosos y con suerte; el que ha visto Spark siempre lo ha sabido. Según ellos se conocieron en Boulder, en la escuela de cine de la Universidad de Colorado, porque eran los únicos dos estudiantes que no querían hacer películas en blanco y negro sobre lesbianas. Stone se logró graduar. Parker capó tantas clases que terminaron echándolo.
En 1995, sin un peso y comiendo sólo una vez al día -como en todo cuento de hadas urbano-, se fueron para Los Ángeles, donde hicieron varios cortometrajes en los que aparecía un hombre de nieve aterrorizando a unos niños pueblerinos. Luego, un director de programación de Fox llamado Brian Graden -ahora trabaja en MTV-, a quien le gustó el tono del humor que utilizaban, les dio 1.200 dólares de su propio dinero para que hicieran una producción con el fin de enviársela como tarjeta de Navidad a sus amigos de la industria del cine. Stone y Parker hicieron El espíritu de la Navidad, algo parecido a la del muñeco de nieve pero con escenas donde aparecían Santa Claus y Jesús peleando entre sí, haciendo Kung-fu, mientras los niños disfrutaban del espectáculo.
Ese video se convirtió en una obsesión en Hollywood, y el propio George Clooney repartió docenas de copias del mismo e incluso se ofreció para hacer voces como las de Sparky, "el perro marica" (Jay Leno, Jennifer Aniston y otras celebridades han colaborado con el show haciendo voces de personajes). Después de que el programa emitió sus primeros episodios en 1997, el asunto "explotó": brotaron más de 250 sitios de internet no oficiales dedicados a Spark. Así, casi de repente, Spark fue expuesto a cerca de 50 millones de casas que recibían la señal de Comedy Central en Estados Unidos (hoy los derechos de Spark han sido vendidos en más de 110 países).
Trey Parker, quien prefirió intervenir lo mínimo en esta entrevista, tal vez por pereza, apenas entendible, creció en Colorado muy cerca del condado donde ocurrió la tragedia de Columbine, en 1999. Su padre era un geólogo del gobierno y su madre, una vendedora de seguros. Matt Stone nació en Houston y creció en el mismo condado donde ocurrió lo de Columbine (muy cerca de Denver). Su padre era profesor de economía y su madre, ama de casa. Stone se describe a sí mismo cuando niño como nerdo siempre metido en líos.
Estos tipos se empezaron a enriquecer a los 23 y 25 años a punta de mamar gallo sobre la conducta infantil y de mofarse hasta de lo sagrado. Incluyeron el tema de septiembre 11 y Osama Bin Laden en unos episodios. "No nos asusta llegar hasta esos límites porque tenemos fe en nuestras propias intenciones y actitudes", confesó Matt Stone.
Tales extremos han logrado que Comedy Central cobre casi 20 veces el valor de la tarifa normal por un espacio de publicidad de 30 segundos en Spark. Hace unos años, Calvin Klein y Snapple pagaban más de 80 mil dólares por uno de esos espacios. Ahora Spark cuenta con un staff de más de 35 animadores y 'esclavos' de producción. Según Newsweek -donde los cuatro protagonistas de Spark (Kyle, Cartman, Kenny y Stan) aparecieron en portada en 1998-, Parker y Stone escogieron a Comedy Central porque no se negaban a oír groserías, asunto que Newsweek calificó como "uno de los momentos históricos en los anales de la cultura americana".
Spark tiene una consistencia moral. "Si usted jode a alguien, usualmente el que termina jodido es usted (el show muestra esto), por tanto pensamos que Spark tiene un piso moral muy sólido", dijo Stone, quien precisamente le reveló a SoHo algunas 'joyas' del proyecto y de su vida.

¿Cómo moriría Kenny en Colombia?
No sé, podría ser asesinado por narcotraficantes. Sería secuestrado y luego le meterían un tiro en la cabeza y lo tirarían al lado de la calle. Es posible que lo violen después de muerto.
Cuando los niños actúan como "pequeños bastardos", como ustedes dicen, ¿creen que tienen intenciones inocentes?
Los niños en su estado natural pueden ser muy crueles. Son muy egoístas y piensan solo en ellos mismos.
¿Cree que cuando los niños se vuelven adultos son mejores personas?
Esa es precisamente la base de nuestro show. Los niños son medio mala gente y cuando van creciendo aprenden a ser más generosos y mejores personas.
Ustedes están desafiando lo que plantea la sabiduría, según la cual cuando se es niño se es más puro...
Lo que nosotros decimos es que esa sabiduría común es pura mierda.
Qué tipo de niño quisiera usted tener: ¿uno astuto o un nerdo?
Quisiera tener un hijo medio nerdo y querido. Pero probablemente va a ser creído y mala gente.
¿Cuál es su comediante favorito?
Eddie Murphy.
¿Su comedia favorita?
All in the family, una comedia de televisión vieja.
¿Por qué piensa que los hombres dejan de ser chistosos cuando se involucran en una relación estable con una mujer?
Algunas de las cosas más chistosas que dicen o hacen los comediantes es solo para conseguir mujeres. Una vez que consiguen una mujer estable no hay más razón para impresionarlas.
¿Cuándo fue la primera vez que probó marihuana?
Cuando estaba en bachillerato y tenía 15 años.
¿Todavía la consume?
No.
¿Seguro?
(Se ríe) Sí, seguro.
¿Qué piensa de las drogas?
Creo que si se usan con moderación no deben causar ningún problema.
¿Qué les diría a sus hijos sobre las drogas?
No tengo hijos, ni idea qué les diría.
¿A quién admiran ustedes?
A Norman Lear, el creador de All in the family.
También a Mike Judge, el creador de Beavis and Butthead de MTV.
¿De qué se arrepiente?
De nada.
¿Su mayor logro?
El hecho de que todavía sigamos haciendo Spark después de cinco años.
¿Qué tipo de creencias espirituales tienen ustedes?
(Matt le pregunta a Trey, que está al lado, pero por pereza o displicencia prefirió dejar que su compañero fuera el único en responder a la entrevista). Trey dice que mujeres y tetas.
¿Y usted?
Digo que lo mismo. Suena bien.
¿Es cierto que ustedes se convirtieron al catolicismo?
(Responde con fuerza y asombro) ¿Donde leyó eso? Eso es pura mierda (mamando gallo). Una vez pensamos que si nos convertíamos al catolicismo podríamos seducir muchachitos. Por eso pensamos que debíamos ser católicos. No sé dónde leyó eso.
¿Qué piensa de la guerra con Irak?
Es muy temprano para saber algo de eso. Prefiero no comentar. Odio a las celebridades hablando de la guerra. No quiero ser ese tipo de idiota.
¿Qué celebridad le gustaría conocer?
Eddie Murphy. (Matt se voltea por su propia iniciativa hacia Trey y le hace la pregunta). Trey dice que quiere conocer hembritas bien buenas.
¿Han tenido algún comentario de la Casa Blanca en relación con That's my Bush?*
No hemos oído nunca nada y no nos importa lo que digan.
¿Por quién votó en las elecciones presidenciales pasadas?
No voté.
Si no viviera en Estados Unidos, ¿dónde viviría?
Probablemente en Australia o en España.
Ustedes pertenecen a un grupo muy privilegiado de gente que desafiando al establecimiento consigue beneficiarse de él. ¿Le dan algo a cambio a la sociedad?
Con el show apoyamos diferentes obras de caridad.
¿Los ha limitado o censurado de alguna forma el hecho de que Comedy Central pertenece a AOL Time Warner?
No nos afecta nada de lo que la gente dice sobre los grandes conglomerados de comunicaciones. Nosotros hacemos lo que nos da la gana.
¿Alguna vez han sido censurados en algún país?
Solo hemos tenido problemas al vender los derechos en India.
¿Cuántas veces fue rechazado el proyecto?
Fue rechazado en algunos sitios como en Fox pero Comedy Central nunca lo rechazó. Nos tomó solo un par de años antes de volverse realidad.
¿Qué tipo de mensajes intentan ustedes dar a la audiencia?
A veces es un chiste, a veces es serio, pero siempre tenemos algo detrás en cada episodio.
Trey y usted dijeron en alguna oportunidad que no pelean porque son lo suficientemente inmaduros, que si pelearan no se volverían a hablar nunca...
(Se ríe) En realidad, no peleamos mucho.
¿Su personaje favorito?
Cartman, porque es el más chistoso (Trey Parker hace la voz. Por sus neuras y su figura este personaje no solo es el favorito de Stone, sino también el de la mayoría de la audiencia de Spark).
¿En qué momento de sus vidas empezaron a superar las inseguridades propias de una persona con tendencia a la nerdura?
En el momento en que nos volvimos ricos y famosos. Debe haber sido cuando Spark fue aceptado por Comedy Central.
Los medios dicen que ustedes no conocen gente que tenga los medios para vivir en donde ustedes viven.
De nuestros amigos, Trey y yo somos de lejos los más ricos y vivimos en un sitio lujoso de Los Ángeles, pero no andamos mucho con la gente que vive cerca de nosotros.
¿Ustedes pagan todo cuando están con sus amigos?
Sí.
¿Qué hacen con el dinero que ganan?
Tenemos más de una casa. También compramos carros. Todavía no le hemos puesto mucho empeño a nuestra colección de carros pero queremos tener una supercolección. Hemos decidido que necesitamos más y mejores carros. Usualmente ando en una camioneta Toyota.
¿Qué tan ricos son ustedes?
Lo suficiente. No somos tan ricos como algunos colombianos. Sabemos qué tan rica se puede volver alguna gente allá abajo. Somos unos americanos humildemente ricos.

* Es una comedia creada por Stone y Parker que también se emite en Comedy Central, pero que está a punto de salir del aire, y en la cual se burlan de la naturaleza ordinaria, simple y poco sofisticada del presidente de Estados Unidos.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.