Pudimos verla durante siete meses presentando la sección de farándula de Noticias Uno, adonde llegó después de pasar varias pruebas y derrotar a un curvilíneo ejército de candidatas. Tiene 23 años y un cuerpo que lo pone a uno a pensar en el tiempo que pierden los genetistas trabajando con ovejas, y en otras ideas delirantes que no vale la pena convertir en palabras. Modeló durante tres años y fue Chica Águila en el 2000. Entretanto, se aplicó centenares de normas constitucionales, códigos y parágrafos de leyes; los suficientes para recibir sin sonrojarse su cartón de abogada el próximo mes. Después, se dedicará de lleno al periodismo y, mucho después, quizá le pique el gusanito de la política.
Por ahora, Luisa Fernanda baila los fines de semana, falta al gimnasio y come pizza confiada en que se mantiene así (de bien) por obra y gracia de la naturaleza; compra zapatos y carteras, llora en el cine y mira con unos ojos verdes que no se pueden olvidar.

Contenido relacionado

¿Tienes algo que decir? Comenta

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

×

Ventana Login

×

Ventana Registro

×

Ventana Intro

×

Términos y condiciones

×

Ventana Modal

×