No es que usted sea un catador de primera categoría ni mucho menos. Pero uno que otro cursito le ha hecho afinar el paladar, y ya no se toma cualquier vino, como hacía antes. Tampoco sale con cualquier vieja, como cuando era una manojo de hormonas. Ahora lo suyo es la selectividad. Y si en esas anda, lo mejor que puede hacer es ir a La Cigale, pues es el único sitio en el que se puede pedir vino por copas, pues tienen unos dispositivos o jeringas especiales que, por medio de una pipeta de nitrógeno, permiten servir una copa sin que el resto de la botella haga contacto con el aire. Es más: puede tomarse una copa de blanco con la entrada y una de tinto con el plato fuerte. Lo mismo puede hacer con las mujeres: una para ir a tomarse un buen vino con una buena comida en La Cigale, y otra para irse de rumba. Usted decide.
Aquí lo importante es el conocimiento (tanto en mujeres como en vino). Como no se trata de andar probando a lo loco, la carta de vinos tiene explicaciones básicas sobre las cepas, cuando se trata de vinos americanos -como el chileno, californiano o argentino-, y sobre las regiones, cuando se trata de vinos europeos -como el francés y el español. Así mismo, trae sugerencias sobre las cepas que se deben pedir con cada plato. El menú tiene cosas muy típicas francesas, como riñones, escargots, entrecotes, mejillones, crepes y pato, pero también hay cinco variedades de carpaccio, champiñones, tortillas madrileña y cataluña, y otros platos mediterráneos. El chef y administrador es François Cornelis, un belga que llegó a Colombia hace varios años y que se esfuerza por estar aunque sea dos minutos con cada uno de sus comensales. El restaurante, ubicado en la agradable zona G de Rosales, fue diseñado por Jaime Enrique Quessep, que logró que el restaurante de tres pisos tenga visibilidad e interacción con la calle a través de grandes ventanales. En varias de las paredes hay muebles de madera con botellas de vino por todas partes. El sitio, definitivamente, invita a tomar vino. Y el que vino al mundo y no bebe vino ¿a qué vino?

LA CIGALE
Entrada sugerida: Terrine de lapin dijon (terrine de conejo envuelto en tocineta ahumada con salsa de mostaza a la antigua) $ 7.200.
Plato sugerido: Magret de canard trois sauces (pechuga de pato con salsas de agraz, pimienta, y coñac y naranja) de $21.900 a $38.800
Entradas: de $6.300 a $23.000
Platos fuertes: de $16.200 a $38.800
DIRECCIÓN:Calle 69A #4 -93
Teléfono:400 9906
Bogotá

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.