Oliveto no falla

Un sitio que no tiene pierde: sazón italiana, antipastos, ensaladas, y un ambiente y estilo descomplicados por donde se los mire. Pizza gourmet para gente común y corriente. Como usted y nosotros. Hay mujeres que sirven para todos los gustos. Esas que en su grupo de amigos todos califican de cara 8,5, de cuerpo 8,5 y de actitud 9,0. Las que les caen bien a todos. Son mujeres descomplicadas, que van con todos los planes y a las que se les puede llevar a todas partes sin que se quejen y hagan pucheros. Las nenas que comen carne, les gusta el fútbol y además les huele bien el pelo y saben bailar deliciosamente dentro de su minifalda. Oliveto es como esa clase de mujeres. Es un sitio de comida, precio y actitud descomplicados. Ofrece comida italiana (¿cuánta gente conoce a la que no le guste?), en un ambiente con un estilo propio. Oliveto, en otras palabras, es un sitio simpático que pega con toda clase de públicos.
Lleve a una mujer a Oliveto y despreocúpese por tratar de atinarle a su gusto culinario. Entre antipastos, ensaladas, pastas, sopas, lasañas, calzonnis y pizzas gourmet, tiene que haber algo que la deje contenta. ¡Por favor! con un espectro que va desde la piña hasta los jalapeños, cualquier mujer queda satisfecha. Está, por ejemplo, la pizza griega con pepino cohombro, tomate en cuadros, cebolla, rúgula, aceitunas negras y queso feta. Como buen sitio de pizza gourmet, Oliveto le ofrece a ella la tradicional masa Oliveto, muy delgada, o la masa integral crocante. Si su idea es seducirla con su capacidad de compartir, llévela en fin de semana, las pizzas personales solo se sirven entre semana. Después de la comida, y dependiendo de la personalidad de su invitada de honor, usted tiene dos opciones: la clásica italiana que fácilmente le permite compartir cuchara, un tiramisú hecho en casa. O, por si la idea es seguir la noche, uno de los dos sofás que adornan la chimenea de Oliveto y una copita de Merlot Valdivieso Barrel Selection.
Entonces, ¿cuál es la lección que aprendió? Que la próxima vez que invite a una mujer a salir y realmente no tenga idea de qué clase de mujer sea, Oliveto le resulta un excelente comodín. Cuando esté escaso de ideas o con susto de terminar en restaurante de carnes con alguien que tal vez sea vegetariano, deje de estresarse y asegure la comida con una ida a Oliveto.
OLIVETO
ENTRADAS SUGERIDAS:
Antipasto de carnes $15.200
Ensalada Prosciutto $13.900
PLATO FUERTE SUGERIDO:
Pizza Campesina de vegetales asados $11.900
PRECIOS:
Entradas de $5.500 a $15.200 y platos fuertes de $11.500 a $26.800. Tragos
desde $9.900.
Carrera 5a # 70-26 Tel: 2126570


QUE NAZCA PERÚ

Usted sabe muy bien que pocas cocinas del continente le compiten a la peruana. Pero también sabe que en Bogotá caben en una mano los restaurantes peruanos. Hora de mirar de nuevo su mano y las líneas. de Nazca.

Cocina como los dioses, esta mujer.
La conoció de colado en su propio apartamento, cuando ella salía de la cocina con las manos llenas de platos deliciosos y le dio la bienvenida con una sonrisa. Todos se conocían. Usted era el único bicho raro, pero la forma tan cálida en que le habló y la delicia de cosas que probó de ella fueron suficientes para capotear la noche. Desde entonces anda pensando en llamarla a darle las gracias y aprovechar para invitarla a comer. Lo complicado es a dónde, porque una mujer que cocina esos manjares seguro sale corriendo si la llevan a un restaurante en el que le vaya regular. Esa noche, cuando la felicitaron por el carpaccio, la oyó decir que no se come el cuento de las mil fusiones creativas, que si está bueno, está bueno, que solo de eso se trata cocinar, sin más. Así que ahora pártase la cabeza pensando dónde es que la va a invitar.
Fusiones, comida thai, líneas asiáticas, aromas, descripciones y colores rebuscados. Todos lugares comunes a la hora de presentar cualquier restaurante. El tema parece estar agotándose e invita a los chefs a volver a las raíces, a poner de moda las diferentes cocinas del mundo sin tanto experimento y tanta arandela. Parece ser que la que más apunta a ponerse de moda es la cocina peruana, que no necesita influencias, rediseños, ni ingredientes estrambóticos, ya que desde sus raíces se formó a partir de tres pilares muy fuertes. En primer lugar está el maíz, que siempre ha sido un alimento sagrado para las culturas indígenas. Luego vienen los mariscos y el pescado, que Lima tiene la suerte de escoger a dedo desde sus orillas. Y en un tercer lugar está la influencia china, que llegó de manos de la gran población de amarillos que emigró al Perú. Esta combinación hace de la comida peruana toda una institución, porque no surge de la modita de ser artistas en la cocina, sino de las fusiones que se dan "naturalmente" por las condiciones, la posición geográfica y la cultura de un país.
Por eso, Nazca no necesita presentación. Está construido sobre bases muy fuertes, no solo por sus dos chefs, ambos peruanos, sino por el diseño del restaurante, a cargo de Gian Carlo Masanti. Lo que se diga sobre Nazca es poco. Tal vez haría falta pedirle más frescura a sus comensales, que desde ya deberían entender que el buen comer jamás es un signo de refinamiento si se ve uno tan enyesado en su silla, masticando como si le hubieran dado alpiste. Que sigan más bien el ejemplo de su acompañante, que lo prueba todo con un apetito voraz. Dicen que así se miden todos los apetitos.

Nazca
PRECIOS:

Entradas de $6.000 a $29.000 y platos fuertes de $16.900 a $32.900
ENTRADA SUGERIDA: Piqueo de mar frío (ceviche de pescado, causita de mar, pulpo al olivo y escabeche de pescado) $26.800
PLATO FUERTE SUGERIDO: Nazca line 2 (ají de gallina, seco de cordero y pescado a lo macho) $24.700
POSTRE:
Suspiro limeño $4.500
Calle 74 # 5-28
Tel: 236 5790

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.