Se llama 29 por la calle en la que queda, costumbre muy neoyorquina que el chef colombiano Daniel Kaplan quiso adaptar en Bogotá, luego de haber trabajado y vivido diez años en Estados Unidos. Durante ese tiempo se dio el gusto de cocinar para personajes como Diana Ferguson, Michael Jordan —que no deja propinas—, el actor Jon Voight y hasta al primer ministro de Afganistán. Pero como la tierra jala, hace doce meses él y su esposa, Anna (así, con doble n, porque ella es inglesa), decidieron montar un restaurante para que la gente probara platos exquisitamente elaborados en un espacio clásico lleno de detalles limpios y modernos. Lo mejor de todo —aparte del risotto de pato , claro está— es su ambiente íntimo y acogedor: si usted es famoso y es de los que no les gusta que lo reconozcan, tranquilícese; como los dueños hace rato no venían por acá, no distinguen a nadie y por eso usted pasará inadvertido.
 
Ensalada de queso de cabra: $16.900 
Atún sobre risotto de cinco cebollas y aceitunas: $30.000
Trío de créme brulées (café, pimienta roja y cardamomo): $8.900
Diva San Francisco o Pink Martini: $19.000 c\u
 
Dirección: calle 29 bis No 5-66
Teléfonos: 2323921, 3232823
Parqueadero: privado y la calle
Promedio de precios: $26.000
Plato más caro: risotto de pato con jengibre, nueces del nogal y ralladura de naranja, a $36,000.
Plato más barato: crema fría de aguacate con flan de gazpacho, a $7,000.
Tipo de comida: internacional contemporánea
Especialidad: el risotto
Ingrediente más exótico: paprika ahumada
Precio del jugo de mandarina: $4.500
Tiempo de servicio: al 75% de su capacidad, 21 minutos.
Tipo de música: blues, jazz y bossa nova
Happy hour: jueves de 7:00 a 11:00 p.m., por un Martini le regalan otro.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.